Cómo nos puede ayudar un Ayuno con Sirope: Testimonio

El Ayuno. Existen decenas de técnicas que nos pueden ayudar a mejorar nuestro cuerpo y nuestra mente, ya sabéis que os he hablado durante este año de muchas de ellas, pero me he dado cuenta que hay una que he dejado de lado, el ayuno terapéutico, ya que no todo el mundo puede practicarla, pero que aquellos que la han hecho han tenido muy buenas experiencias….

Cómo nos puede ayudar un ayuno: Testimonio

Además, después de las comilonas de estos días. Creo que a más de uno le vendría muy bien hacerlo….

Os dejo un testimonio de una valiente que hizo el ayuno, que se preparó para ello y que quiso contarme su experiencia, y me hace mucha ilusión compartirla con vosotros.

Testimonio de Ayuno con Sirope de Savia

“La verdad es que ha sido una experiencia muy pero que muy interesante, para ello he tenido que mentalizarme durante una semana antes y me puse una fecha de inicio así que el domingo comencé a prepararme cenando únicamente fruta y el lunes fue mi primer día de ayuno, me encontraba muy fuerte y decidida.

                Alrededor de las 10:00 hr. Comencé a tener pensamientos sobre comer (el desayuno o mejor dicho el almuerzo) así que me bebí un vaso de sirope de savia y me hice una infusión, sobres las 11:00 hr, comencé a tener un leve dolor de cabeza que fue aumentando mientras transcurría el día y por la tarde era espantoso, sin embargo no tenía hambre, me dí cuenta que eso era una señal de mi cerebro que me mandaba la orden de comer( mascar) pero no tenía apetito se trataba únicamente de un recuerdo, así que no le hice ningún caso tome otro vaso de sirope y seguí.

                Algo que me llamó muchísimo la atención fue que cuando ingiero comida tengo momentos donde me pongo de mala leche si no cómo y con el sirope ello no existía (no tiene que ver nada con el mono de dejar de fumar, únicamente se trata de un recuerdo al cual no hay que prestarle mucha atención).

                Tengo que agradecer fervorosamente el apoyo de mi marido que ha intentado eliminar los aromas culinarios de la cocina (cenando antes de que yo llegara a casa, tomándose el café cuando yo ya me había marchado), en fin todo un amor.

                Otra observación interesante ha sido que no me molestaba tanto ver la comida pero si el aroma es un sentimiento muy pero que muy potente.

                Al segundo día me levanté de muy buen humor, ligera, ágil, muy pero que muy alegre y contenta pensé “he superado mi primer día voy a por el segundo”, trataba de no mirar mucho más allá del día de hoy para no agobiarme.

                El segundo día transcurrió con normalidad, vi que mi cuerpo había perdido volumen, me había deshinchado y continuaba sin tener hambre, era una sensación de libertad, a pesar de que algunas personas me decían que eso era una locura yo seguía en mis trece de continuar con mi plan.

                El tercer día no fue tan bien, me levanté menos enérgica y mi humor ya no era el mismo pero eso ya no creo que se deba al ayuno, lo importante de esto es que supe identificar perfectamente que había producido ese cambio de humor en mi preciosa travesía por mi interior, una vez identificado pensé dejarlo pasar y me dije” no le prestes mucha atención mañana será otro día”, a todo ello se unió un fuerte dolor en la zona lumbar, con fuertes y agudos pinchazos, puede ser por haber bailado la noche anterior danza oriental y no estar tonificada y sobre todo por no haber comprendido en un primer momento cual es también la finalidad de ayuno “parar y escucharnos”. Pero la suerte es que lo pude averiguar al día siguiente y he tomado dos decisiones importantes al respecto o tres:

–              No hagas 2,3 o 4 cosas a la vez, ya que en ese momento te dispersas.

–              Deja alguna actividad y tonifica tu cuerpo, te lo está pidiendo a gritos.

–              Déjate una tarde libre y reduce el horario de pintura para no llegar tan tarde a casa, pues si llego a las 22:00 hr. ya no te quedan ganas ni energía para cambiar nada en tu vida.

Ahora voy a enumerar algunas ventajas que me ha reportado el ayuno:

–              Fuerza de voluntad.

–              Fortaleza en mis decisiones.

–              Deseo no significa hambre.

–              Vitalidad.

–              Alegría.

–              Pérdida de volumen.

–              He dormido mejor, mucho mejor.

–              Una carita más fina, se me ve otra vez la barbilla más afinada.

–              He podido reorganizar un poco más mi planning semanal.

–             La meditación ha sido fluida y he podido visualizar colores (naranja brillante, un fucsia muy pero que muy intenso y dos sonrisas).

En resumen hoy estoy orgullosa de mi y recomendaría esta experiencia, hay cosas que no te las tienen que contar es mejor vivirlas. A.V.S. “

Gracias por confiar en ti y en el proceso!! Y me hace enormemente feliz que hayas “descubierto” lo positivo de escucharse…

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 3,00 de máximo 5)
Cargando…
24 Comentarios
  1. 3 octubre 2016
  2. 3 octubre 2016
  3. 18 agosto 2016
    • 31 agosto 2016
  4. 10 julio 2016
    • 25 agosto 2016
  5. 7 julio 2016
    • 25 agosto 2016
  6. 15 enero 2016
    • 25 enero 2016
  7. 3 diciembre 2015
    • 21 diciembre 2015
  8. 13 septiembre 2015
    • 20 septiembre 2015
  9. 22 enero 2015
    • 16 febrero 2015
  10. 6 enero 2015
    • 15 enero 2015
  11. 4 enero 2015
    • 12 enero 2015
  12. 30 diciembre 2014
    • 12 enero 2015
  13. 29 diciembre 2014
    • 12 enero 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR