Ser fértil no es solo quedarte embarazada: Testimonio (Primera parte)

Estoy emocionadísima, una de nuestras valientes, una supervaliente que lleva muuucho andado, que lleva mucho aprendido, que ha tenido también muchas desilusiones en este camino, por fin, está embarazada! Y es TAN bonito lo que OS ha escrito, que tengo que enseñároslo, porque además está dedicado a vosotras, a las luchadoras que a veces se caen, que a veces se cansan, que creen que nunca se van a quedar embarazadas… es para VOSOTRAS. Y lo ha escrito ella porque es una persona maravillosa, porque ha querido hacerme y haceros este regalo…Ser fértil no es solo quedarte embarazada

Es muy largo, así que os lo pondré en dos artículos. Para no tener problemas con los señores estos de internet….

Primero quiero dejaros con el email que me mandó para darme la noticia, y aquí la amiga, me hizo llorar 3 veces, una cuando supe que por fin estaba embarazada, otra cuando vi sus palabras hacia mí, y una tercera cuando leí la carta que os había escrito.

Si es que sois MARAVILLOSASSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

Su email se titulaba TACHANNNNNN, obvio que cuando leí la cabecera, ya me puse nerviosa…. Y al abrirlo me encuentro con esto:

“Bien, creo que el título lo describe…

SÍ, EMBARAZO VIENTO EN POPA A TODA VELA!!!

Mira, podría escribir líneas y líneas y líneas, y más líneas de agradecimiento, de elogios a tu labor, a miles de cosas que se me pasan por la cabeza, pero no lo haré en profundidad porque lo que te tengo que agradecer no se agradece con palabras, sino con el corazón. Sé que lo sientes y lo sabes, así que no hace falta más. Simplemente: GRACIAS.

Estoy de bien poco, claro. A día 10 me hice la Beta. Me confundí y me la hice un día antes jaja. Pero sigo embarazada porque tengo los síntomas, que bueno, que flipo. Estoy contenta, mucho, pero es muy temprano. Hasta las 12 semanas que me haga la eco no descansaré en el sentido figurado.

Soy consciente que ahora toca vivirlo de lleno y no pensar en lo no deseado que pueda pasar. Tengo confianza plena, como la he tenido siempre hasta ahora. E incluso que no saliera adelante, me da igual, yo he dado un positivo y sé que una o dos almas -jaja- quieren venir a pasar el resto de su vida conmigo. Si no es ahora será más adelante.

Mira, no quería hacer el discurso típico ‘que da rabia’ de lo feliz que soy, quería dedicarles unas palabras a tus otras chicas aprendices a ser reproductivamente fértiles y felices,

Como veréis más adelante, es imposible no publicar el texto que os ha escrito, sería una falta de respeto por mi parte, para ella y sobre todo para VOSOTRAS.

Espero de todo corazón que os inyecte energía de la buena para seguir en esta lucha de la Fertilidad, en este lío de tratamientos de reproducción asistida, con tantas inseminaciones o fecundaciones in vitro que…. algunas llegan a perder la cuenta…. Va por vosotras:

“Ha llegado.

Sí, hermana, el positivo ha llegado.

Dirás… Oh, mira, otra vez otra que dice que se ha quedado embarazada y,  ¿yo qué?

Eso mismo decía yo.

Ese sentimiento no me ayudaba para nada, al revés, me amargaba. Alegrarse por el otro es uno de los mejores actos de amor y de perdón a una misma por pensar que una no ‘puede’ y las otras sí.

Y el mejor acto de amor a una misma es no sentirse herida (ego herido) porque hoy no seas tú quien lo dice.

Hace más de tres años que yo llevaba en la búsqueda, y algo más de un año que de verdad me alegraba por las demás. Antes, sinceramente, no. Y ¿cómo lo conseguí? Lo de alegrarme, digo. Pues dejando ir. Soltando. No tomármelo a lo personal. No hay un Dios que viene a jodernos. Hay situaciones que vienen a enseñarnos cosas y en nosotras está querer aprender de ellas u optar por mirar al otro lado.

Molesta reconocerlo, eh?

Yo me preguntaba como tú… “Por qué yo?”. Eso suena a victimismo. Hasta que se me cruzaron un montón de señales, y yo desplegué la antena para recibirlas e interpretarlas.

Hace unos diez años vi una película de Woody Allen que se llama Melinda y Melinda. Se trata de una misma mujer, Melinda, que se toma la vida a lo dramático, bebe y vive victimizada, y otra mujer, que también se llama Melinda y la interpreta la misma actriz, donde lo que le ocurre no le afecta como a la primera, sino que intenta aprender de eso y se lo toma con humor. Los hechos son muy parecidos, pero en función de cómo ellas reaccionan ante situaciones, se desencadena el dramatismo o lo cómico y divertido.

Así fue cómo me di cuenta de que en función de cómo uno es le suceden las cosas. El tema es que entonces yo no sabía muy bien cómo era yo…..”

Seguirá….

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR