Ser fértil no es solo quedarte embarazada. Testimonio (Segunda parte)

En el artículo anterior, nos quedamos con una valiente que se acaba de quedar embarazada, y que nos transmitía que “En función de cómo uno es, le suceden las cosas.”

“El tema es que entonces yo no sabía muy bien cómo era yo…..Ser fértil no es solo quedarse embarazada. Testimonio

Creía saberlo, o lo sabía, pero había cosas que no las quería reconocer –orgullo- y otras que prefería darle la culpa al otro –victimismo-. Además, era especialista en descubrir la viga en el ojo ajeno, y no en el propio.

Esta experiencia de “en vías de ser fértil” me ha dado un baño de humildad de verdad, y ya no me importa reconocerlo. Es verdad, vivía autoengañándome, pidiéndole a los demás cosas que no les pertenecían y dándoles soluciones que no me habían pedido. 

Y la mejor lección de todas fue que aprendí que nada, nada, nada está escrito si uno toma consciencia. He dicho si uno toma consciencia, sino sí que tú ser es tu destino…

El hecho de no embarazarse hoy es un hecho, no lo hagamos dramático, es, y ya está. Hasta que yo aprendí esto pasé un buen tiempo…

Tengo tiroiditis de Hashimoto y esta enfermedad vino a hablarme. Pasé un tiempo ignorándola, hasta que los síntomas fuertes se me hicieron presentes con fuerza. Entonces, solo entonces, fue cuando empecé a tomar los mandos de mi salud.

Luego, con la no concepción (no me gusta llamarle infertilidad, porque yo soy fértil en otras cosas! y también puedo ser fértil reproductivamente hasta que no se demuestre lo contrario! cuidado con repetirte que eres infértil porque lo que te dicen o te dices, lo haces realidad…!) fue otra señal de que tenía que seguir despertando.

Ay, mi orgullo…! Ay mi querer controlarlo todo…! Pues toma duchas diarias de humildad y descontrol…! Y sí, de nuevo, reírse de una misma y aceptar a mansalva. ¿Que no acepto? ¡No pasa nadaaaa…! La vida ya me mandaba más situaciones para aceptarlas, y si no las aceptaba, hala, otra vez, para aprender mejor.

Hay otra cosa que hice: seguir mi intuición. Hacer lo que sentía que quería hacer fue lo que me llevó a estar bien conmigo misma, a sentirme respetada. Un ejemplo de eso fue no pasar por la primera FIV que una doctora me ‘recetó’.

Yo sabía que para mí había otro camino.

Tanta medicación para quedarse al final con dos o tres óvulos no tenía sentido. Tengo un manzano en casa y he observado que cuando hacen las mejores manzanas es cuando al final quedan menos flores fecundadas. De las fecundadas, luego hay otras que no evolucionan porque una pequeña helada las marchita o el árbol no tiene suficiente fuerza para llevarlas adelante, pero el fruto que dan en septiembre es hermoso, jugoso y grande. Sin embargo, cuando en otras primaveras han fecundado y madurado todas las flores, las manzanas resultan al final ser pequeñas.

Fue observando la Naturaleza que me di cuenta de que en quince días ningún cuerpo podría producir suficientes óvulos –manzanas- de calidad suficiente para traer a la vida una personita.

¿Y si dejáramos toda la energía para crear uno o dos? Tampoco necesitamos más… Además, lo comparo con el abuso de químicos en la agricultura, donde matan los microorganismos que mantienen un microcosmos beneficioso para las plantas, pero sin embargo no salimos del círculo vicioso de los químicos que crean tierras infértiles.

¿Podéis deducir alguna analogía?

Así que yo lo tengo claro. No me he conformado con lo primero que me ofrecieron.

Tuve dos intentos fallidos de extracción de óvulo en ciclo natural, pero no desistí.

Encontré la doctora que estaba buscando y que encontré más cerca de lo que me hubiera esperado. Ella creyó en lo que ella hacía, y creyó en mí, y respetó y apoyó mis deseos. Y qué gusto poder ser atendida con esa comprensión y delicadeza.

Ella estaba convencida de que las punciones fallidas se debían a que mi óvulo le costaba desprenderse de la pared del folículo. Así que en la siguiente punción decidimos hacerlo a las 37.5 horas de la inyección para inducir a la ovulación, y mis dos óvulos se desprendieron. Yo sabía que era ése el camino. Lo sabía y lo confirmé. Tuve mis dudas, cómo no, pero al final fue como sabía que tenía que ser.

Fecundaron a los dos, evolucionaron y transfirieron a los dos días. Calidad buena, pero me daba igual la ‘calidad’, eran perfectos porque yo los había estado creando durante mucho tiempo atrás. Eran perfectos, los había buscado y materializado yo con mi toma de consciencia.

No temas: ama, perdona, despierta, y verás. Sea lo que sea, será bueno.

Teresa 

PD: Gracias Toñi por existir. Te estaba buscando y te encontré, porque quien busca… encuentra!!!”

De verdad creéis que tengo algo más que añadir… pero si me cuesta respirar!!!!!!

GRACIAS TERESA!!!!!! Para mi ha sido un descubrimiento personal y profesional conocerte. GRACIAS.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
5 Comentarios
  1. 3 Enero 2017
    • 5 Enero 2017
  2. 25 Diciembre 2016
    • 26 Diciembre 2016
      • 28 Diciembre 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR