Cómo saber si estoy Ovulando

Esta es una de las grandes preguntas que se hacen muchas mujeres, por suerte he de reconocer que cada vez menos, porque cada vez estamos más informadas, nos preocupa más nuestro cuerpo, y además vivimos en la era de internet!!!! Aunque eso a veces puede convertirse en un arma de doble filo, cuidado…

Cómo saber si estoy Ovulando

Cómo saber si estoy Ovulando

Lo primero siempre, y lo tenemos que tener diáfano, es que cada mujer es un mundo, por favor no hagáis como la mayoría de los profesionales sanitarios, que se basan en protocolos estrictos y si no entras en ese cajón perfectamente, estás fuera…

Lo primero que una mujer tiene que aprender es a escucharse, sí, porque nuestro cuerpo tiene un diálogo constante con nosotras, del que no nos enteramos, y no nos enteramos justamente porque no le prestamos atención, no lo escuchamos…bueno, lo escuchamos cuando en vez de hablarnos, se pone a chillar… cuando tenemos dolor, una infección, una molestia que persevera…ahí sí que lo miramos, pero queridas ahí ya es tarde.

Hay ejercicios preciosos para hacer con respecto al lenguaje del cuerpo, que otro día os escribiré sobre ellos, vale?

Porque TODAS las mujeres si lo ejercitan pueden entrar en sintonía con su organismo y llegar a entender perfectamente lo que nos está pidiendo…

Pero de lo que yo iba a hablar es de la ovulación, de cómo podemos reconocer que estamos ovulando… hay millones de mujeres, y por la tanto millones de combinaciones de síntomas, eso que nos quede claro. Pero lo que sí podemos hacer es mirar si alguno de estos síntomas están ocurriendo en nuestro cuerpo y nuestra mente en ese momento.

La ovulación, normalmente, se produce 14 días antes de que nos venga la menstruación. Tengamos ciclos más cortos o más largos. Hay excepciones? Sí. Solo tienes que observar si tú eres una de ellas.

Qué podemos notar cuando estamos ovulando?

Pues empezaré hablando de cómo estamos emocionalmente, y os voy a dejar con unas palabas de Sofía Gutiérrez, experta en ciclo menstrual y arquetipos femeninos, que lo describe maravillosamente bien:

“Piensa en la Madre, piensa en una Madre cálida, atenta, amorosa, empática y generosa. Estas son las cualidades que se despiertan en nosotras en este momento. Estamos conscientes de las necesidades de los demás porque también hemos reconocido las nuestras. Nuestras necesidades de entrega y amor incondicionales. En este momento, la conexión con nosotras mismas se irradia hacia fuera con plenitud. Brillamos con intensidad como el sol del mediodía, no tenemos miedo de mostrarnos porque nos hemos recorrido. Celebramos la dicha de la exaltación”

Maravillosa como siempre Sofía…

Pues en la ovulación nos sentimos maternales, nos sentimos más femeninas, más mujer. Tenemos una luz especial… no olvidéis que somos mamíferos, que somos animales, y que el momento de la ovulación es el momento de la procreación, por lo que muchas mujeres experimentan un aumento de la libido. Tenemos más ganas de sexo, y en muchas ocasiones necesitamos “mostrarnos” ante el otro para atraerlo, por eso tenemos esa luz que los demás no saben muy bien porqué, pero que la tenemos, ATRAEMOS.

Nos vamos al cuerpo:

Podemos notar que nuestro cuerpo está un poco más inflamado, algo parecido al síndrome premenstrual, pero menos intenso.

Muchas mujeres me dicen que sienten incluso dolor cuando se produce la ovulación. Tened en cuenta que el óvulo está dentro de una bolsita (folículo) y que se rompe para que éste pase a la trompa, al romperse, todo el líquido folicular que está dentro se va a la cavidad abdominal y queda suelto en nuestro cuerpo, y ese líquido puede llegar a ser un poco molesto.

Más síntomas físicos, el moco cervical, el famoso moco cervical, casi todas las mujeres tienen flujo vaginal, que va cambiando durante todo el ciclo, y en el momento justo antes de la ovulación empieza a cambiar y tiene una forma muy característica de este momento, y es que el moco parece, igualito igualito que la clara del huevo. Eso no tiene pérdida, si nuestro moco cervical parece clara de huevo, es elástico y transparente estamos a punto de ovular.

Pero también podemos sentir más cosas, y no tenemos porqué sentir todas, ni en este orden.

Por ejemplo, podemos tener dolor de riñones, no es lo más habitual, pero puede ocurrir.

También ocurre que el pecho puede volverse más sensible durante la ovulación. Y por último, algunas mujeres refieren que tienen pequeñas pérdidas de sangre en el flujo vaginal, justo en el momento de la ovulación.

Y ahora os preguntareis algunas, entonces si no tengo síntomas es que no ovulo? Pues no, puedes ovular y no tener ninguno de estos síntomas. Pero tampoco olvidemos que menstruar no significa que esté ovulando, la ovulación sí obliga a tener una menstruación (o un embarazo), pero tener la regla no significa que he ovulado. Vale?

Es cierto que hay otras formas más exactas para saber el momento justo de la ovulación, tiras de orina, ecografía vaginal, medir la temperatura corporal antes de levantarse….pero de eso ya os hablé en otro artículo, lo que pretendo hoy es que sin necesidad de hacer demasiadas cosas, sepamos cómo funciona nuestro cuerpo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
10 Comentarios
  1. 10 Enero 2017
    • 10 Enero 2017
  2. 6 Enero 2017
    • 7 Enero 2017
  3. 2 Enero 2017
    • 2 Enero 2017
      • 10 Enero 2017
        • 13 Enero 2017
  4. 27 Noviembre 2016
  5. 15 Noviembre 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR