Cómo ayudar a los demás, segun Bert Hellinguer: primera parte

Queridos y queridas mías, hoy recupero algo que me gustaba mucho hacer con vosotros, y es el compartir textos de grandes pensadores, de grandes genios y sencillamente de GRANDES profesionales como Bert Hellinguer.Cómo ayudar, segun Bert Hellinguer

Hoy pensando sobre qué me apetecía escribir…y pensaba en que hay TANTOS textos maravillosos que te abren un poco más la ventana de la mente…. Y por eso he vuelto a lo que hacía tiempo que no hacía.

Quien fue Bert Hellinguer

Hoy quiero hablaros de un texto, de Bert Hellinguer, para quienes no sepáis quien es, os explico, es un teólogo-pedagogo-filosofo que ha creado una herramienta potentísima para la psicoterapia, en concreto sobre la terapia sistémica, es el creador de las constelaciones familiares.

Como ya os he explicado en otras ocasiones, esta herramienta terapéutica puede servirnos para trabajar sobre la infertilidad.

Yo he sido testigo de constelación familiares de mis valientes, y la verdad…. Es impresionante….

Importante: es una herramienta, es una ayuda más, no es el milagro milagroso, cuidado, porque muchas personas en la consulta que han hecho una constelación familiar para un problema físico muy específico…. Un buen trabajo tiene que hacerse de una forma integral, holística, no existe la solución a todos mis problemas por una sesión, no!!!!

Y otra cosa que no quiero que se me olvide, siempre que hagamos una constelación familiar, debemos estar acompañados y asesorados por un profesional, por nuestro psicoterapeuta.

La gente se cree que voy, la hago y mi problema se soluciona….y no es así, es un grano más que me ayudará a formar mi montaña.

Justamente en las constelaciones familiares podemos tomar conciencia de hechos que nos pueden afectar profundamente, por eso es TAN importante estar asesorado por un profesional antes y después de la misma. Vale???

Pues bien, lo que yo quiero hacer hoy es dejaros con unas palabras que me han hecho pensar mucho de Bert Hellinguer, y que necesito que vosotr@s leáis, porque seguro que a alguien le puede ayudar.

Ayudar a los demás

Os dejo con ellas:

“Ayudar, qué significa?

Ayudar es un arte. Como todo arte, es necesario conocerlo, se lo puede aprender y practicar.

La ayuda como compensación

Como seres humanos dependemos de la ayuda de otros. Solo así nos podemos desarrollar. También necesitamos ayudar a otros. Quien no es necesitado, quien no puede ayudar a otros, se aísla y atrofia. El ayudar entonces, no solo sirve a los otros, sino a nosotros mismos. En regla general la ayuda es recíproca, p.ej. en una pareja; y se regula según la necesidad de compensación. Quien recibió de otros lo que desea o necesita, quiere retribuir, es decir quiere dar y con este acto compensar la ayuda recibida.

A veces nos sentimos limitados en la compensación, por ejemplo frente a nuestros padres. Lo que ellos nos regalaron, es demasiado grande, como para poder encontrar una compensación en el dar. A ellos solo podemos darles el reconocimiento por el regalo recibido y el agradecimiento desde el corazón. La compensación solo se logra, dando a otros, los cuales a nosotros tampoco nos pueden devolver, pero están dispuestos a pasar lo recibido, por ejemplo a los propios hijos.  

Para poder ayudar, primero tenemos que haber recibido y tomado. Solo entonces sentimos la necesidad y la fuerza, de ayudar a otros, especialmente cuando esta ayuda nos exige mucho. Esto presupone, que aquellos, a quienes queremos ayudar y lo que estamos dispuestos y capaces de dar, lo necesiten y quieran recibir. Si no, nuestra ayuda cae en el vacío. En este caso separa en lugar de unir.

Primer orden de la ayuda

El primer orden de la ayuda sería que uno da solamente lo que tiene y solo espera o toma, lo que necesita. El primer desorden de la ayuda comienza allí, donde uno quiere dar lo que no tiene, y el otro quiere tomar, lo que no necesita; o cuando uno espera y exige del otro, lo que éste no puede dar, pues no lo tiene, pero también donde alguien no debe dar algo, pues con este dar le quitaría al otro algo, que solo él debe o puede llevar y puede o debe hacer.

El dar y el tomar tiene  sus límites. El arte de ayudar consiste en percibir esos límites y someterse a ellos.

Esta forma de ayuda es humilde, renuncia a la exigencia y también al dolor.

En las constelaciones familiares se muestra con qué se debe confrontar tanto el que ayuda como el que pide la ayuda, por ejemplo cuando el constelador renuncia a  la ayuda interrumpiendo la constelación. Tenemos que saber asimismo, que esta humildad y esta renuncia contradicen las formas tradicionales de ayuda verdadera, y el que ayuda de esta manera se expone a reproches y fuertes ataques.”

Querid@s nos tenemos que quedar con el primer orden, voy a por el segundo artículo y os dejo el resto del texto de este genio….

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies