Coitos dirigidos o Relaciones programadas. Una técnica sencilla y económica

Hoy me he dado cuenta que NUNCA os he hablado sobre los coitos dirigidos, o lo que es lo mismo, la relaciones programadas. Por favor, como he tenido este despiste?? Y además, es que vosotr@s no me habéis dicho nada. Os voy a pedir un favor, si queréis que hable de un tema en especial, siempre que esté relacionado con la fertilidad, en los comentarios de abajo podéis pedirme lo que queráis.Coitos dirigidos o Relaciones programadas

Bueno, vamos al lío, hoy os voy a explicar qué son  los coitos dirigidos o también llamados relaciones programadas, cómo funciona y cuáles son sus resultados, y seguro que os digo alguna cosilla más…como siempre…

A partir de ahora, no los voy a llamar coitos dirigidos, porque me parecen unas palabras muy feas, sino relaciones programadas, que la verdad no es mucho mejor, pero a mí me resulta más fácil llamarlo así.

Cómo y por que hacer las relaciones programadas

Las relaciones programadas se han llegado a considerar el primer escalón de la reproducción asistida, ya que no es una relación sexual en la que no interviene un profesional, sino que hay una dirección por parte del ginecólogo para facilitar la fecundación y por tanto el embarazo.

Como podréis deducir es una de las técnicas más sencillas, por tanto más económicas y además, es la técnica que menos riesgos tiene. Se trata de “controlar” el ciclo menstrual de la mujer, para saber el momento de la ovulación, y así recomendar a la pareja que tengan relaciones en ciertos días.

Si una mujer tiene un ciclo de 28 días, en teoría, ovula en el día 14 de su ciclo, pero creo que esto lo sabemos casi todas, no?

Bien, pues conociendo esta información, el especialista puede hacer varias cosas, primero asegurarse de que la paciente ovula, claro, y eso es fácil midiendo sus niveles de progesterona en sangre. Una vez sabemos que se produce la ovulación, podemos guiar a la pareja a que tengan relaciones sexuales en días ya pautados, antes, durante y tras la ovulación. En estos casos NO hay ningún tipo de medicación, lo que sí debería haber es un seguimiento ecográfico para ver el folículo, que es la bolsita donde está madurando el óvulo, cuando esta bolsita tiene un diámetro medio mayor de 16 mm, entonces, ya es susceptible de que se produzca la ovulación. Y eso será el ginecólogo el que lo determine. A partir de ahí, ya se deben mantener relaciones sexuales para que haya esperma en el útero en el momento que salga el óvulo.

Otra forma de hacer un coito dirigido o relación programada es haciendo exactamente lo mismo, pero provocando la ovulación con una medicación, la hormona hCH, el famoso Ovitrelle.

Seguimos teniendo el seguimiento ecográfico, y cuando el folículo tiene el tamaño adecuado, entonces el gine te dirá el día exacto qué debes pincharte el Ovitrelle para que 36 horas después se desencadene la ovulación. Aquí tenemos la ventaja de que sabemos seguro que se va a producir la ovulación e incluso sabemos la hora de la ovulación!!!

Pero hay un pasito más allá de las relaciones programadas desencadenando la ovulación, y es, añadir una pequeña estimulación ovárica, con citrato de clomifeno o el famoso Omifin. En estos casos, por favor, leed bien, siempre bajo la supervisión de un ginecólogo!!! Porque con el Omifin podemos hacer que nuestros ovarios trabajen más, y por tanto produzcan varios folículos, es decir, varios óvulos, lo que significa que si tenemos 4, podemos quedarnos embarazadas de 4, así que cuidado, siempre bajo control del ginecólogo y siempre bajo control ecográfico antes de desencadenar la ovulación.

A modo de resumen, os explico las tres variantes de las relaciones programadas:

  • Control de la ovulación en ciclo natural y relaciones programadas.
  • Control de la ovulación desencadenando la ovulación con medicación y relaciones programadas.
  • Estimulación de los ovarios con medicación, control de la ovulación, desencadenar la ovulación con medicación y relaciones programadas.

Probabilidades de conseguir el embarazo con las relaciones programadas

Y ahora hablemos de probabilidades, no?

Se ha llegado a la conclusión que la probabilidad de que se produzca un embarazo con un coito dirigido es de un 15% aproximadamente, por lo que se recomienda realizar varios, concretamente, un máximo de 6 relaciones programadas, porque si pasados este tiempo, y con este tipo de ayuda, no ha habido un embarazo, es que pasa algo más que no se ha estudiado…

Y entonces, si nos encontramos ante esta situación, debemos plantearnos, primero ver si el estudio de fertilidad que hemos realizado es el adecuado, o falta información. Y si el estudio está bien hecho, entonces, el siguiente paso, teóricamente, sería realizar una inseminación artificial, pero de esta técnica de reproducción asistida ya os hablé en otro post, por lo que ahora no voy a desarrollarla.

Espero que os haya ayudado este artículo, a todos aquellos que no conocierais este tipo de tratamientos mucho menos agresivos y mucho más respetuosos con el cuerpo, pero recordad siempre, que antes de hacer nada, un BUEN estudio de fertilidad!!!!! Sino, puede que estemos perdiendo el tiempo haciendo este tipo de tratamientos…

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
4 Comentarios
  1. 1 septiembre 2017
    • 3 septiembre 2017
  2. 31 julio 2017
    • 3 septiembre 2017

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies