Cómo aumentar la Fertilidad Masculina

Lo primero que debemos hacer es preguntarnos si eso es posible aumentar la fertilidad masculina, no? La respuesta es SI, por supuesto!!! Podemos modificando muchas de nuestras costumbres, mejorar la fertilidad masculina, o lo que es lo mismo, mejorar el esperma.

Cómo aumentar la fertilidad masculina

Y al final del post, podréis leer unos cuantos estudios realizados  al respecto, es apasionante…

Como siempre, todo aquello es bueno para mi salud, es bueno para mi fertilidad, es lo tenemos claro, verdad? Pero también es cierto que hay ciertos hábitos o conductas que son especialmente negativas para la fertilidad masculina.

La importancia de hacer un buen estudio de la fertilidad del hombre

Lo prioritario, como os digo siempre, es tener un buen estudio de fertilidad hecho, porque aunque al hombre parece que se le deja un poco de lado, es TAN importante como la mujer.

Normalmente al hombre se le hace un estudio de esperma básico y si sale “decente” poco más… y eso es una GRAN error, porque detrás de un espermiograma perfecto, puede haber otros problemas que no podremos nunca ver con un simple seminograma. Como por ejemplo una infección o una alteración genética…

Este post va a ser un pelín largo, porque primero quiero deciros qué estudios se pueden realizar en el hombre, y además contaros todo aquello que favorece a la fertilidad del hombre, pero también todo aquello que perjudica, para eliminarlo, por supuesto!

Qué pruebas podemos hacer para la fertilidad masculina

Hay diferentes pruebas o estudios que pueden hacer los hombres para saber el estado de su fertilidad, es decir, si son fértiles (1).

Espermiograma

La prueba básica es el espermiograma. Y esta prueba diagnóstica nos dice el volumen del líquido seminal, la concentración de espermatozoides por mililitro, la movilidad de los mismos y la morfología del esperma. Estos son los parámetros básicos del estudio, o al menos los más importantes. (Si queréis podéis leer otros post que he hecho al respecto donde explico con mayor extensión qué es un seminograma).

Bien, pues normalmente, si el seminograma está bien, tiene unos valores normales, aquí se queda el estudio masculino…. Bueno, por ley, al hombre se le realiza un examen de sangre donde se estudia el VIH, sífilis, hepatitis B y hepatitis C, para que no haya transmisión al bebé de ninguna de estas enfermedades.

Cariotipo

Con un poco de suerte, también se le realiza un Cariotipo, que es un estudio genético en sangre (en sangre: dato importante, luego os explico) donde se valoran los cromosomas del individuo. Difícilmente un cariotipo va a salir alterado, ya que las alteraciones graves “dan la cara” antes de ser adulto y buscar un embarazo, o si hay alguna alteración menos grave, no suele ser relevante para la fertilidad, pero es una prueba a realizar porque es muy básica y nos da cierta seguridad.

Estoy segura que muchos de vosotros, y vosotras, si habéis hecho un estudio de fertilidad masculina, poco más os habrán mirado, pero hay mucho más…

FISH en espermatozoides

También podemos saber, y debemos saber, qué ocurre dentro del esperma, dentro de su cabecita!! Porque ahí dentro hay información básica para que el embrión se desarrolle adecuadamente o se implante en el útero.

Podemos saber si el ADN del esperma está fragmentado o no, y un porcentaje de ADN fragmentación elevado puede llegar a producir: no fecundación del óvulo, peor calidad embrionaria, mayor tasa de fallos de implantación del embrión, incluso una mayor tasa de aborto.

Es importante tener este dato, no???

Existe otra técnica para conocer más al esperma, y es el FISH en espermatozoides. Esto lo podríamos traducir al cariotipo del esperma, antes os decía que se estudiaba el cariotipo en sangre, y ahora os hablo del cariotipo (dotación cromosómica) del esperma, que aunque parezca increíble NO tiene nada que ver. Podemos tener los cromosomas de las células sanguíneas perfectamente, pero tener los cromosomas del esperma alterados, y esta alteración provoca muchos problemas de fertilidad (fallos de implantación, de fecundación, abortos, problemas genéticos en el bebé…)

Un FISH alterado sería una indicación suficiente para hacer un diagnóstico genético al embrión (DGP), o lo que es lo mismo, otro cariotipo, pero esta vez al futuro bebé antes de ser transferido al útero. Maravilloso, verdad!!

Pero aún hay más….

Cultivo del líquido seminal

Otro estudio importantísimo es el cultivo del líquido seminal. Los hombres también sufren infecciones genitales, con más frecuencia de lo que imaginamos, porque, a diferencia de las mujeres, las infecciones en el esperma NO suelen dar síntomas físicos, y por tanto pasan más desapercibidas… por eso, aunque no haya sintomatología yo recomiendo realizar un cultivo de distintos microorganismos, por dos razones: por lo que puedan estar generando en el esperma pero también para que no lo transmita a la mujer y pueda afectarle a su útero y por tanto a la implantación del embrión.

Existen unos bichitos que afectan especialmente a la fertilidad, sobre todo tres de ellos: Chlamydia trachomatis, Micoplasma homini y Ureaplasma urealítico. Importantísimos en el hombre y en la mujer.

Hasta aquí sería un estudio bastante decente para un espermiograma que aparentemente está bien, PERO, si el esperma está alterado, entonces tendríamos que hacer aún más estudios, porque podemos llegar a encontrar la razón por la cual existe esta alteración y por tanto mejorarla y por tanto mejorar la fertilidad masculina, entendéis? No solo se trata de comer bien y tomar suplementos, se trata de conocer el origen de lo que nos ocurre para poder mejorarlo, ESE es el enfoque de mi trabajo en la Fertilidad Natural Integral, llegar a la raíz del problema!! Porque en muchas ocasiones conseguimos embarazo naturales sin necesidad de tener que recurrir a la reproducción asistida.

Estudio hormonal

Sigamos, qué pruebas podemos hacer si el esperma está mal: estudio hormonal, ya que si tenemos, por ejemplo, la testosterona baja, esto reduce el conteo de espermas, y administrando esta hormona, lo mejoraremos.

Debemos tener en cuenta también si hay problemas de tiroides, problemas de insulina o azúcar, si hay una intoxicación de metales pesados y déficit de vitaminas o minerales importantes en la formación del espermatozoide.

Pero además, si hay una mala calidad espermática o una excesiva fragmentación del ADN, tendríamos que hacer un estudio anatómico en los testículos y una ecografía , ya que si hubiera un varicocele (varices en el testículo) o hidrocele (líquido en el testículo), estaría afectando a la “fábrica” del esperma!! Y también tiene solución, ya que se ha visto mejora en la calidad espermática al eliminar estos varicoceles o hidroceles. Para el varicocele, se ha visto que tiene efectos positivos la Berberina, que es un compuesto que se extrae de la planta medicinal Berberis (2).

Como podéis comprobar, no solo se trata de hacer un seminograma y punto, hay muchísimo más!!!!!

Cómo podemos mejorar la fertilidad masculina

Practicar ejercicio

La práctica de ejercicio es saludable para la salud reproductiva, pero, OJO, no en exceso, hacer hasta una hora de ejercicio es saludable, pero exceder este tiempo puede ser perjudicial, ya que se producen demasiado radicales libres que “oxidan” las células, y en ningún momento hemos de olvidar que los espermas son células!!

Una alimentación correcta

La alimentación, por supuestísimo, es importante para la fertilidad, ya que para que se forme el esperma necesitamos un aporte de ácido fólico, de zinc, de selenio, de vitamina S, vitamina B12, Coenzima Q10, vitamina E, omega 3, omega 6, calcio, magnesio, vitamina D… como veis, ellos también necesitan muchos antioxidantes, ácidos grasos, minerales… para la formación de sus células. Y por tanto, lo recomendable es mantener una alimentación saludable para poder obtener todos estos nutrientes.

Lo perfecto sería mucha verdura y fruta, de muchos colores distintos, para aportar distintos nutrientes. Que existan grasas saludables, no olvidemos que gracias al colesterol tenemos a las hormonas…. Por tanto, consumir carne blanca y roja, con moderación, carnes de buena calidad, si es ecológica, mejor, para evitar el exceso de estrógenos que sufren tanto hombres como mujeres. Y el pescado, por favor, necesario por los omegas que nos aporta! Pero intentad que sean pescados pequeños, que acumulan menos metales pesados que los grandes (3).

Reducir todos los tóxicos como el alcohol, tabaco, por supuesto, y no hacer abuso de excitantes como la cafeína (4). También toxicos como el Bisfenol A, perjudican la fertilidad del hombre (5).

Come y bebe comida real, y no productos ya elaborados. Carne, pescado, fruta, verdura, semillas, frutos secos… no parece tan difícil…

Reducir el estrés

El estrés es el gran enemigo de la fertilidad, y es el gran enemigo porque nos “destroza” todo nuestro sistema, el estrés es el tóxico más perjudicial para nuestro organismo, y el esperma no se libra.

Ten todos los días un espacio para relajarte, solo para ti, aprende a gestionar el estrés del día a día, intenta practicar una técnica que te ayude a ello. Como bien sabéis soy amante de la meditación Mindfulness, que es una gran herramienta para mis valientes y que gracias a ella elevamos las tasas de embarazo. Así que hay que animarse a cuidarse!

Eyacular frecuentemente

Ten eyaculaciones con frecuencia, sí, es importante!! El esperma está dentro del testículo, esperando a salir a través de la eyaculación, si el esperma pasa más de 7-10 días dentro del testículo, está más expuesto a ser afectado por las altas temperaturas, por los tóxicos, el estrés… y por tanto aumenta la fragmentación del ADN, y sabemos que eso no es bueno, por lo que se recomienda que cada 5-7 días haya una eyaculación.

Cuidar la temperatura de los testículos

Cuidado con la temperatura. No lleves prendas muy ajustadas, no pases mucho tiempo sentado, intenta no estar en saunas o lugares con temperaturas muy elevadas… recuerda que el testículo está fuera del cuerpo para estar a un grado menos de temperatura que el resto del cuerpo. Esto tiene relación con las microondas que producen nuestros teléfonos móviles, que al llevarlos en el bolsillo pueden aumentar la temperatura de los testículos (6).

Y el último consejo, CONFÍA!!! Las creencias son muy poderosas….

Referencias

Os dejo distintas referencias donde podéis encontrar estudios científicos :

Cómo cada día existen más pruebas que nos aportan información del “interior” del esperma, como la fragmentación del ADN:

1. Tello-Mora, P., Hernández-Cadena, L., Pedraza, J., López-Bayghen, E., & Quintanilla-Vega, B. (2018). Acrosome reaction and chromatin integrity as additional parameters of semen analysis to predict fertilization and blastocyst rates. Reproductive Biology and Endocrinology, 16(1), 102.

Como la Berberina reduce la inflamación y la oxidación de la muestra espermática:

2. Hassani-Bafrani, H., Najaran, H., Razi, M., & Rashtbari, H. (2018). Berberine ameliorates experimental varicocele-induced damages at testis and sperm levels; evidences for oxidative stress and inflammation. Andrologia, e13179.

La importancia de la nutrición en la fertilidad:

3. Gonzalez-Rodriguez, L. G., Lopez-Sobaler, A. M., Perea Sanchez, J. M., & Ortega, R. M. (2018). Nutrición y fertilidad. Nutricion hospitalaria, 35(Spec No6), 7–10.

Cómo afecta a la fertilidad masculina toxinas que podemos encontrar en el medio ambiente:

4. da Cunha de Medeiros, P., Samelo, R. R., Silva, A. P. G., da Silva Araujo Santiago, M., Duarte, F. A., de Castro, I. B., & Perobelli, J. E. (2018). Prepubertal exposure to low doses of sodium arsenite impairs spermatogenesis and epididymal histophysiology in rats. Environmental Toxicology.

Lo nocivo del Bisfenol A para el espermatozoide:

5. Radwan, M., Wielgomas, B., Dziewirska, E., Radwan, P., Kaluzny, P., Klimowska, A., … Jurewicz, J. (2018). Urinary Bisphenol A Levels and Male Fertility. American Journal of Men’s Health, 12(6), 2144–2151.

Relación entre las radiaciones microondas y la formación del espermatozoide:

6. Jonwal, C., Sisodia, R., Saxena, V. K., & Kesari, K. K. (2018). Effect of 2.45 GHz microwave radiation on the fertility pattern in male mice. General Physiology and Biophysics, 37(4), 453–460.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
3 Comentarios
  1. 28 octubre 2018
    • 3 noviembre 2018
      • 3 noviembre 2018

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies