Compasión: Emoción imprescindible en la Infertilidad

Queridos y queridas mi@s, hoy vengo a hablaros de la compasión, de esta emoción tan importante. Para mi es una emoción ESENCIAL para poder ser felices, para llevar adelante la vida con muchísima dignidad y sobre todo, para sobrellevar los envites de la vida con el mínimo sufrimiento. Y los que estáis en procesos de infertilidad sabeis bien de lo que hablo….

Que es la compasión

Si hace 7 años, alguien me hubiera preguntado qué era la compasión, seguramente hubiera dicho “PENA”… y además es más que probable que me hubiera reído… unos años después, y tras haber pasado por varias batallas, he comprendido, desde lo más profundo, qué es la compasión, pero sobre todo, qué es la Autocompasión!!!!

Os cuento…hace 6 años estaba metida de lleno en una agorafobia muy fastidiada (no puedo decir tacos), y para poder “luchar” contra ella, tuve que hacerme con varias herramientas, entre ellas, la meditación Mindfulness, este tipo de meditación me sirvió para muuuucho, os lo he contado mil veces ya, así que sigo con el relato.

Bien, pues en plena agorafobia me fui a un retiro de 3 días de Mindfulness, algo impensable para mí, estar lejos de casa, con “desconocidos”… pero lo hice, sabía que necesitaba hacerlo, y no me equivoqué.

En uno de esos días, trabajamos con una práctica de meditación que se llamaba “La práctica de la Autocompasión”, en ese momento, al oír su nombre, no entendí muy bien de qué iba, pero yo me dejé llevar, no estaba como para cuestionar nada….

Cuando empecé a hacerla me viene abajo, tomé conciencia de lo poquísimo que me quería, de cómo había pasado más de 30 años sin mirarme y sin quererme… fue un duro golpe, pero muy revelador y que me ayudó a tener el coraje de empezar, poco a poco, a tenerme en consideración… nunca olvidaré esa tarde-noche que hicimos la práctica, nunca olvidaré que no podía dejar de llorar, nunca lo olvidaré…

La fuerza de la compasión

Y justo ayer, leyendo una revista, hablaban de la compasión, de la fuerza de la compasión.

Antes de nada, y para no llevarnos a equívocos, aclaremos qué es la compasión.  “La compasión es un sentimiento humano que se manifiesta a partir del sufrimiento de otro ser. Más intensa que la empatía, la compasión describe el entendimiento del estado emocional de otro, y es con frecuencia combinada con un deseo de aliviar o reducir su sufrimiento”?

Os dais cuenta que la compasión NO es pena, no es sentir pena por el otro, todo lo contrario!!!

Y la autocompasión, no es sentir pena por uno mismo!!!

Germer, un psicólogo reconocidísimo en la práctica del Mindfulness, describe la autocompasión de la siguiente manera:

“Darnos a nosotros mismos el mismo cuidado, consuelo y serenidad que de forma natural hacemos llegar a quienes queremos cuando están sufriendo, cuando fracasan o cuando se sienten inadecuados”?

Qué???? Lo hacéis? En serio??? Seamos honestos, nos damos a nosotros mismos el mismo consuelo y cariño que a otros? Por qué no lo hacemos? Quizá un problema en la educación más primaria?

Estamos confundiendo la autocompasión con egoísmo?

Buf… cuantas preguntas, verdad… hoy me he levantado muy filosófica…

Pero hacéroslas, porque la respuesta no tiene desperdicio, y la respuesta si sale de dentro de ti, siempre será la verdadera.

Me encantaría que abajo del todo, al terminar el post, pongáis lo que os venga a la cabeza o al corazón, para poder establecer, si fuera necesario un debate, que nos enriquezca a todos por igual.

Os dejo más nombres, para que investiguéis, Kristin Neff, otra psicóloga que ha estudiado y trabajado mucho sobre la compasión, ella nos deja otra definición maravillosa de la autocompasión: “Me quiero y me acepto a mí mismo exactamente tal como soy”?

ESO es lo más profundo de este sentimiento, justamente esto! Quererme, aceptarme, lo que implica perdonarme… qué maravilla….

Tú, sí tú, que estás leyendo esto, si estás en un parque, pasa un niño corriendo, se cae y se pone a llorar, qué haces? Te acercas, le coges, le calmas, le acunas, le dices que todo está bien, que el dolor va a pasar y que esté tranquilo…etc. Verdad??

Bien, qué haces cuando TU MISMO te caes? Te calmas, te acunas, te dices que todo está bien, que el dolor es pasajero… lo haces??

Pues queridos y queridas, casi nadie lo hace…no nos han educado para esto… y es TAN necesario.

Pues justamente, en el curso de Meditación Mindfulness que imparto, una de las sesiones está íntegramente dedicada a la Compasión y la Autocompasión, emociones necesarias para nuestro día a día…

Si quieres formar parte de ese grupo de valientes que quieren trabajar con su cuerpo, su mente y su alma, escríbeme aquí abajo, seguro que no te arrepentirás.

Y para terminar, por favor, la próxima vez que sientas dolor, físico o emocional, la próxima vez que venga un sufrimiento a visitarte, DATE compasión, abrázate, deséate todo lo mejor, date permiso… y verás como TODO cambia.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
12 Comentarios
  1. 30 enero 2018
    • 14 febrero 2018
  2. 26 enero 2018
    • 14 febrero 2018
  3. 22 enero 2018
    • 14 febrero 2018
  4. 22 enero 2018
    • 14 febrero 2018
  5. 21 enero 2018
    • 14 febrero 2018
  6. 21 enero 2018
    • 14 febrero 2018

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies