Cuándo comenzar un Tratamiento de Fertilidad

Otra de las preguntas que soléis hacerme es cuándo comenzar un tratamiento de fertilidad. Estas semanas quiero dedicarme a resolver todas aquellas dudas que más se repiten, tanto en el Blog como en mi consulta de PsicoFertilidad Natural.

Cuando comenzar un tratamiento de fertilidad

Y aquí no tengo una respuesta tajante, y cuando leáis todo el post sabréis el por qué…

Edad para comenzar un tratamiento de fertilidad

Para poder contestarla, lo primero es tener en cuenta la edad, sobre todo de la mujer, ya que como muchas sabéis, la calidad de los óvulos empeora con la edad y la dotación cromosómica de los ovocitos también va en detrimento con el tiempo.

Se ha determinado que hay una edad donde hemos de tener un poco más de “prisa” (qué poco me gusta la prisa en la fertilidad!), si la mujer tiene menos de 35 años, se recomienda consultar con especialistas en fertilidad, si lleva un año teniendo relaciones sexuales sin protección y no se ha quedado embarazada.

En el caso de tener más de 35 años, se recomienda acudir al experto, si tras 6 meses de intentarlo de manera natural no ha llegado el embarazo.

Justamente por esto no puedo ser tajante, porque la edad es uno de los factores a tener en cuenta.

Si hay problemas de salud mejor no esperar

Por otra parte, si partimos ya de la base de que la mujer o el hombre tienen problemas ya diagnosticados de salud, entonces mejor no esperar mucho, ir al experto y antes incluso de buscar embarazo, plantearle tus dudas y realizar estudios con respecto a tu problema.

Por ejemplo, si tienes hipotiroidismo autoinmune, mi recomendación es que intentes tener los valores de los anticuerpos de la tiroides lo más bajos posible, y que la TSH esté siempre en un valor por debajo de 2.

Y no solo por quedarte embarazada, sino también para el correcto desarrollo de la gestación, ya que puede afectar a la implantación del embrión, a la evolución del mismo, e incluso al propio embarazo, ya que se ha visto que hay más probabilidad de complicaciones, entre ellas la preeclampsia.

Además, deciros que los anticuerpos pasan la placenta, por lo que cuanto mejor estemos nosotras, mejor estará nuestro bebé.

Os voy a dejar al final de post diferentes estudios muy interesantes sobre el hipotiroidismo, con o sin anticuerpos, porque en este tema hay un GRAN desconocimiento, tanto por parte de los pacientes como incluso por parte de algunos profesionales de la fertilidad.

Otras patologías que tienen que preocuparnos y tomar cartas en el asunto antes de quedar embarazada son, por ejemplo, la diabetes, la resistencia a la insulina, o si tenemos síndrome del ovario poliquístico, también hemos de tomarnos muy en serio si ya estamos diagnosticadas de Endometriosis o Adenomiosis.

Si en las revisiones ginecológicas nos han detectado un mioma, por favor, antes de ponerte manos a la obra, vuelve a que te revisen de nuevo, para ver si ha crecido o si está afectando al endometrio y así evitar un aborto.

Si tienes un problema anatómico en el útero, también debes ocuparte previamente, ya sea un septo, una pared, un útero en forma de T… hay muchas malformaciones uterinas que pueden provocar abortos.

Por supuesto, si sufres de infecciones vaginales recurrentes, investiga qué tipo de infección, porque algunas de ellas también pueden darte problemas, tanto en la implantación, como en el posterior seguimiento del embarazo.

Y podría seguir durante horas enumerando patologías que pueden afectar a la fertilidad y al embarazo, pero las más destacadas (después de lo ya dicho) son aquellas que tengan relación con la coagulación, con el sistema inmunológico y con el sistema endocrino.

Y en el hombre, hay que tener en cuenta si ha habido algún hecho o patología que haya afectado a sus testículos, si es así, lo primero es hacerse un espermiograma para poder saber si eso que ha sucedido ha afectado o no a la calidad del esperma.

Y por último, no quiero olvidarme de aquellas mujeres y hombres que hayan pasado por un cáncer y hayan tenido que someterse a quimioterapia, en estos casos, antes de buscar hay que hacer un estudio exhaustivo, para saber el alcance que haya podido provocar la quimio en el esperma y en los óvulos. En estos casos, la recomendación es congelar el material biológico antes de someterse al tratamiento.

Referencias

Aquí os dejo lo prometido, un estudio que relaciona el hipotiroidismo con problemas de fertilidad, fallos de implantación y abortos:

http://www.medigraphic.com/pdfs/reproduccion/mr-2012/mr121b.pdf

Hipotiroidismo y trastornos menstruales y de fertilidad:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26620017

Y un estudio especialmente importante!! Las mujeres con hipotiroidismo autoinmune tienen más probabilidad de tener embriones de peor calidad! OJO, porque siempre nos dicen que los óvulos no se pueden mejorar, y eso es falso, hay muchas formas de hacerlo, y una de ellas es esta:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4443631/

Y como os comentaba anteriormente, no solo es importante el hipotiroidismo para quedarte embarazada, sino también para el desarrollo correcto del embarazo, y una de las patologías más temidas, la preeclampsia:

http://repositorio.uta.edu.ec/jspui/handle/123456789/9258

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
2 Comentarios
  1. 11 noviembre 2018
    • 9 diciembre 2018

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies