Cuando la Infertilidad es mucho más (testimonio de una mujer)

Queridas, queridos, hoy, yo, os voy a hablar poco, porque tenemos las palabras de una mujer valiente que habla de como ha vivido su infertilidad. Os puedo jurar, que la palabra valiente se queda MUY corta para esta mujer…. No existe en el vocabulario español la palabra que la defina, porque está por encima de todo….

Cuando la Infertilidad es mucho más

No quiero adelantar nada, leed y absorber todo lo que podáis de sus SABIAS palabras…nadie dijo que fuera fácil…..

Testimonio de una mujer que ha pasado por una fecundación in vitro fallida

“Hola Toñi, tenía pendiente escribirte un correo y hasta ahora no me he sentido con fuerzas ni con claridad.

He necesitado bastante más tiempo del que pensaba para hacer el duelo por la FIV fallida , y gracias a este tiempo he descubierto que para mí ya no es tan importante ser madre.

Me he dado cuenta que la niñita de 3-4 -5-6 años que se sentía tan sola, soñaba con ser madre de niños algún día y cuidarlos como no la habían cuidado a ella, tener la familia que nunca había podido tener.

Ese pensamiento me daba calor y esperanza y me ayudó mucho durante años terribles.

He podido asomarme al gran agujero negro de mi infancia, a mi desolación y a mi dolor… y me he dado cuenta que ningún bebé podría llenar ese agujero ni devolverme la infancia que no tuve.

¡Qué fácil para mí ocuparme de otros y desocuparme de mí misma!, abandonarme, maltratarme, criticarme, humillarme… pautas destructivas que tienen su raíz en mi infancia y adolescencia.

¡Cuánto miedo hay en mí a repetir esos guiones tan autodestructivos que he recibido de mi familia de origen!

He estado a punto de dejarlo estar, de aceptar la negativa que mi cuerpo me ha gritado de mil formas posibles, de rendirme y encontrar la paz, de dejar de desear ser alguien que no soy, vivir una vida que no es la mía..

De aceptar que a veces las cicatrices que llevamos no nos permiten tener lo que deseamos, y que oculto bajo esa frustración hay un tremendo mensaje de amor y fortaleza.

Trabajé con Gabriela a fondo, sé que lo sabes, luego empecé a leer un libro que me ayudó mucho Madres que no saben amar, sobre madres narcisistas. Lo que me llevó a mirar de frente las 5 heridas del alma y el trabajo que propone Lise Borbeau, en ello estoy… Amándome, comprendiéndome y teniendo una infinita compasión con esa niñita asustada, humillada, abandonada y herida que fui…y que ante los demás se mostraba atenta, callada, estudiosa, responsable..

Ese abismo tan grande… que aún hoy trato de caminar entre mis partes fragmentadas.

He estado a punto de enviarte un correo de despedida, de dar por finalizada nuestra relación terapéutica…pero no lo he hecho, porque aún no estaba segura del todo.

El camino de la infertilidad

Sé que publicas las buenas noticias, y yo siempre soñaba que algún día hablases de mí, de nosotros, de que por fin éramos padres…Ese sueño me daba fuerzas…ahora estoy más tranquila y en paz con formar parte de los casos que no pudieron prosperar, las parejas, que a pesar de todo, no pudieron ser padres.

Aun así, he pedido cita con el Dr. X para finales de Septiembre…expectativas…poquísimas, antes pensaba que con todo lo que había hecho lo del embarazo iba a ser sencillo, ahora, después de lo que sé sobre mí misma, creo que si ocurre será un milagro…

Mi mente racional y médica quiere tener otra oportunidad tras el intento de X, en mejores condiciones, antes de cerrar esa puerta y mi corazón también.

Antes iba con el sí por delante, ahora con el no.

Aun así me entrego… qué fácil es entregarse cuando piensas que va a ser que sí!…me entrego al no, al silencio que hay después de todo, a ese vacío, al ¿y ahora qué?..

La vida es un misterio y pertenece a ese ámbito y si nuestras células se buscan pero no se encuentran y no sucede nada o si sucede y luego no prospera…es triste sí, mucho, pero es sagrado también.

Quiero agradecerte tu apoyo y dedicación de este año y pico que llevamos contigo, ese curso de Mindfulness que me ayudó tanto a dar el salto y atreverme con la FIV, sólo por ese cambio mental, mereció la pena… ese curso que me permitió aislar con más claridad las voces destructivas que aún habitaban en mí y tener la fortaleza suficiente para contemplarlas sin criticarme y descubrir el gran alivio que se siente cuando se contacta con la compasión.

Para mí fueron las 3 ganancias:

– Giro de 180º en mis creencias y atreverme con la FIV

– Ser consciente de mi gran cantidad de autocrítica

– Descubrimiento del camino de compasión como un camino para realizar en esta vida

En este camino para tener un bebé, me he encontrado a mí misma…esa ha sido y es mi gran riqueza.

Gracias de corazón por tu ayuda.

Un abrazo”

GRACIAS A TI DESDE LO MÁS PROFUNDO DE MI CORAZÓN

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
8 Comentarios
  1. 3 diciembre 2017
    • 7 diciembre 2017
  2. 29 septiembre 2017
    • 25 octubre 2017
  3. 28 septiembre 2017
    • 25 octubre 2017
  4. 24 septiembre 2017
    • 25 octubre 2017

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies