Cuando vuelve la fertilidad después de un aborto

Muchas de vosotras me hacéis esta pregunta por las redes sociales, cuándo vuelve la fertilidad después de haber tenido un aborto. Pues bien, seamos correctos, la fertilidad no se ha ido, por lo tanto no tiene que volver, eso importante tenerlo en cuenta.

Cuando vuelve la fertilidad después del aborto

¿Cuanto esperar después de un aborto?

Otra cosa es saber cuándo es recomendable volver a intentar otra vez la búsqueda de embarazo. Que se suele recomendar dos o tres ciclos después del aborto. El hecho de haber sufrido un aborto o de haberse practicado un legrado, no significa que vaya a afectar a mi próximo embarazo, ni tampoco significa que haya “perdido” fertilidad necesariamente, salvo en casos excepcionales que os comentaré después.

Y quiero destacar las distintas formas en las que se produce un aborto, ya que éste puede ser un aborto espontáneo, donde la mujer expulsa el feto o embrión, sin necesidad de ayuda médica, en este caso, normalmente, el cuerpo elimina a través de un sangrado más abundante de lo habitual el saco gestacional y al embrión.

Puede ocurrir también que nuestro cuerpo no elimine el saco gestacional, y en estos casos sí tenemos que dejarnos ayudar por los médicos especialistas, y si estás en ese caso, y dependiendo de las semanas de embarazo, el ginecólogo puede tomar dos caminos, darte unas pastillas (Misoprostol), aborto farmacológico, para provocar que el saco y embrión salgan del útero, a través de contracciones, y que tu propio cuerpo lo elimine, gracias a este medicamento.

Pero también puede ocurrir que a pesar de poner las pastillas, y de haber tenido un sangrado, aún queden restos del embarazo dentro del útero, por desgracia es algo que vemos a menudo… en estos casos se recomienda realizar un legrado.

¿Qué es un legrado?

Y os explico qué es un legrado: es una operación que consiste en raspar dentro del útero, con una legra, para extraer el material que haya quedado dentro. Éste puede hacerse bajo anestesia o no. Obvio, mi recomendación es que si puedes elegir utilices la sedación, para no pasarlo mal, y evitarte sufrimiento físico y emocional, de ese momento desagradable.

Y también puede ocurrir, que directamente el médico te diga que no debes ponerte esas pastillas, sino que sí o sí hay que hacer un legrado.

Ante toda esta perspectiva nos podemos encontrar…

Aborto voluntario o interrupción voluntaria del embarazo

Pero podemos estar ante otra situación, que vayamos a practicar un aborto voluntario o IVE (interrupción voluntaria del embarazo). En este caso existe la posibilidad de provocarlo con las pastillas mencionadas, o con un legrado, pero también existe la opción de la aspiración.

La aspiración consiste en, a través de una bomba de vacío, aspirar el embrión.

No quiero entrar en ningún debate moral sobre el aborto voluntario, porque no es la labor de este post, con este post solo quiero informar de todas las posibilidades que una mujer puede encontrarse. Y casualmente me encuentro en la consulta mujeres que de jóvenes se sometieron a un aborto voluntario y que ahora, años después, están teniendo problemas para quedarse embarazadas… y aquí, el factor de la culpa juega un GRAN papel… pero esto es otro tema para otro post. Lo importante es no juzgar, pero sobre todo, no juzgarse ni auto-culparse de situaciones en las que ahora no podemos ya hacer nada. Vale??

Y todo esto de los tipos de abortos por qué lo cuento? Pues porque no es lo mismo para nuestro cuerpo que haya una intervención quirúrgica que, que no la haya.

Los riesgos de que puede verse afectado el útero tras un aborto espontaneo y natural, no son los mismos si se hace un legrado o una aspiración, y esto, queridas, tenéis que saberlo.

Riesgos de hacer un legrado

Así que voy a explicaros los riesgos a los que nos enfrentamos cuando nos hacemos un legrado o una aspiración. Pero antes decir que los riesgos son muy bajos, sí, y que un aborto con la intervención médica está considerado de bajo riesgo, sí, pero tenemos que saberlo todo, por si más adelante quiero quedarme de nuevo embarazada y el bebé no llega. Por si ha sucedido algo en la manipulación de la intervención que pueda haber comprometido mi fertilidad.

Lo mejor para nuestro cuerpo, como todo, es no tocar nada y dejar que la naturaleza haga su labor, pero no debemos cerrarnos en esta idea, porque si necesitamos una ayuda hemos de pedirla, para que luego no haya males mayores.

Dicho esto, los riesgos de hacer un legrado son:

  • Infección: puede producirse una infección en el útero o en el cuello del útero. Toda intervención quirúrgica tiene este riesgo y hemos saberlo y asumirlo.
  • Daño en el cérvix: el cérvix es la entrada del útero, o también llamado Cuello de útero. Y al realizar una dilatación para poder entrar en él, puede verse afectado, claro, es otro riesgo que está ahí.
  • Endometritis: al manipular el endometrio se puede quedar una inflamación del mismo. El endometrio es la capa donde se implanta el embrión, y por tanto tiene que estar perfecta, pero si tras realizar un legrado se ha producido una endometritis, se reducirán las probabilidades de que se produzca una nueva implantación, ya que al estar el tejido endometrial inflamado es menos receptivo.
  • Laceración o perforación del útero: esto sería una grave consecuencia, por supuesto, y que se podría producir por la manipulación del útero con el aspirador o la legra. No es algo habitual, es cierto, pero ese riesgo está. Y una perforación del útero puede ser muy peligrosa para la mujer, hasta llegar a comprometer su vida, en los casos complejos se opta por quitar el útero para evitar males mayores.
  • Hemorragia vaginal: por la manipulación, siempre estamos expuestas a que se pueda producir una hemorragia, y por eso debemos estar muy atentas a todo lo que ocurre después de un legrado.
  • Trombosis: y en casos extremos se puede llegar a producir una trombosis.
  • Esterilidad: Este es el que más interesa a aquellas mujeres que desean un embarazo, después de un legrado, y ese bebé no llega….. Tened en cuenta que se pueden producir problemas de fertilidad por haber realizado un legrado demasiado agresivo, es decir, puede que al raspar el útero, se hayan llevado demasiado tejido, y que haya afectado al miometrio, capa del útero que no debería ser tocada!

Además, también puede producir infertilidad si se ha producido un síndrome de Asherman, o también llamado Sinequias uterinas, o también lo podéis conocer por otro nombre que ya describe perfectamente lo que implica: adherencias intrauterinas, es decir, se forman como pequeñas telas de araña que unen, en ocasiones, las paredes del útero y esto hace altamente difícil que un embrión pueda implantarse.

Pero he de deciros que nadie mejor que vosotras sabéis si algo no ha ido bien. Si las reglas después de tener un aborto son raras, con poca cantidad de sangre, si pasan meses y las reglas siguen raras, por favor consulta con tu ginecólogo porque puede que te esté pasando esto.

Aborto por cesárea

Pero además, en el caso de que el aborto se haya tenido que realizar por cesárea (esto me produce escalofríos solo escribirlo), en ese caso, en el que se encuentran muchas mujeres y parejas, que buscan su bebé, pero éste viene con un problema incompatible con la vida, se ven obligados a realizar este tipo de intervención… en este caso, también pueden quedar secuelas en el útero, como el Istmocele, es decir, una mala cicatrización de la cesárea que provoca también problemas de fertilidad, abajo del todo os he dejado un artículo muy interesante al respecto.

Istmocele

No quiero pasar por alto que el Istmocele está bastante mal diagnosticado, y que cada día hay más casos, porque cada día hay más cesáreas, y los profesionales es un riesgo que hemos de tener en cuenta, ya que cada vez es más común.

Los síntomas que presenta pueden confundirse con otras patologías, por eso debemos estar atentas. Produce sangrados fuera de la regla (ya que se puede formar una pequeña bolsa donde se acumule el tejido del endometrio (la sangre) y se va expulsando a lo largo del ciclo), estos sangrados aumentan al tener relaciones sexuales y al hacer ejercicio.

Otro de los síntomas del Istmocele es dolor en las relaciones sexuales, en la penetración. También puede producir dolor en la menstruación y dolor abdominal crónico. Y en menor medida, se puede producir la implantación del embrión en el Istmocele, lo que provocará un posterior aborto natural.

Si os pasa esto, y habéis pasado por una cesárea, poneros en manos de profesionales. Pero también he de decir que el Istmocele puede ser asintomático, es decir, que no produzca síntomas… en ese caso, y para no estar años esperando el embarazo, se recomienda realizar una buena ecografía y una histeroscopia.

Como podéis comprobar a la pregunta si un aborto puede afectar a mi fertilidad, la respuesta es sí, pero no es lo normal. Pero nunca está de más tener los datos, la información, saber todo lo que puede ocurrir para así poder sospechar si tienes alguno de estos problemas. Y cuanto antes de detecte, antes se soluciona y antes podrás quedarte embarazada de nuevo.

Referencias

Os dejo algunos estudios publicados sobre los riesgos de pasar por un aborto con legrado o aspiración. Pero tengo que añadir que me he informado mucho para hacer este post y no he encontrado muchos estudios serios al respecto, me ha costado MUCHO dar con alguno que aporte información, que a mí personalmente, me parezca realmente relevante. Esto solo lo dejo como dato.

El primer estudio que os dejo habla de la posible relación entre haber sufrido un aborto y padecer en un embarazo posterior placenta previa, pero como podréis ver en el mismo, también dependo de otro factores…

  • Hendricks, M. S., Chow, Y. H., Bhagavath, B. and Singh, K. (1999), Previous Cesarean Section and Abortion as Risk Factors for Developing Placenta Previa. Journal of Obstetrics and Gynaecology Research, 25: 137-142. doi:10.1111/j.1447-0756.1999.tb01136.x

Otro estudio que habla de las complicaciones provocadas por un aborto y las mujeres que tuvieron una posterior visita a urgencias:

Además os aporto una revisión sistemática y un metaanálisis sobre la relación de haber realizado un aborto y el parto prematuro:

Y otro estudio sobre el mismo tema, abortos y posteriores partos prematuros, pero tened en cuenta que estamos hablando de un aborto con intervención quirúrgica:

Y otro estudio sobre un tema que me parece MUY interesante, el síndrome de Asherman, que ya os he hablado anteriormente:

Istmocele: http://www.medigraphic.com/pdfs/ginobsmex/gom-2017/gom172b.pdf

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
2 Comentarios
  1. 25 noviembre 2018
    • 9 diciembre 2018

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies