El gran descubrimiento, la Fragmentación de ADN Espermático y cómo tratarlo

Buenos días queridos y queridas, muchos de vosotros no sabréis qué narices es la fragmentación del ADN espermático y muchos otros, por desgracia, estaréis hartos de oírlo…
Bueno pues este articulo para todos, los unos y los otros.

Infertilidad masculina

La fragmentación de ADN

Empezaremos por lo sencillito, qué es la fragmentación del ADN espermático y por qué se produce; en artículos anteriores ya os ponía información al respecto.

Hasta hace pocos años, los únicos parámetros que se miraban en el hombre, era el seminograma o espermiograma, se analizaba la cantidad de espermatozoides por mililitro, la movilidad de los mismos y su morfología.

Pues bien queridos, esto ya se ha quedado obsoleto, el seminograma es una prueba básica, pero hay muchas más, entre ellas esta de lo que os hablo hoy. Podemos mirar la fragmentación (roturas) que tiene el material genético de cada espermatozoide.

Y con esto que adelantamos?

Pues muchísimo, cada vez hay más estudios que demuestran la GRAN importancia de este parámetro. Cuando el material genético del espermatozoide está dañado, es muy difícil que se produzca un embarazo, y si se produce, las posibilidades aborto son muy altas.

Con esto que quiero transmitiros?

Pues que no os conforméis con el simple seminograma, que se pueden hacer más pruebas y que además son esenciales y que nos dan una información importantísima!!!

Puede suceder que los parámetros del seminograma sean perfectos, buena cantidad y movilidad, pero que la fragmentación sea muy elevada, OJO, ahí tenemos un problema!

Vale, ahora ya sabemos qué es.Y ahora qué?

Pues si os habéis hecho esta prueba y sale alterada, con valores elevados de fragmentación, podemos hacer cosas, si!
Lo primero es saber qué tipo de alimentación tiene el hombre, ya que es la base de su salud reproductiva, y muchas veces con un cambio en la forma de alimentación, el porcentaje de fragmentación mejora.

También son importantes los hábitos, como por ejemplo fumar, el alcohol, las drogas, en resumen, todos los tóxicos. Haciendo cambios, también podemos mejorar la calidad del semen.

Y por otra parte, existe nuestra querida medicina ortomolecular, tan utilizada en mi consulta, y que os puede ayudar a rebajar “mucho” el porcentaje de fragmentación. Esto consiste en la toma de vitaminas, oligoelementos, aminoácidos…. Y os puedo asegurar que la calidad del semen mejora y que la fragmentación disminuye claro.

Más cositas que pueden estar alterando la muestra seminal

Pues la polución, por ejemplo. Está claro que no podemos huir del lugar donde vivimos, pero sí mejorar el ambiente donde trabajamos o residimos. Las ondas electromagnéticas, otras grandes enemigas del esperma, si si, enemigas.
También se pueden modificar las conductas, por ejemplo, el maravilloso móvil o celular, NO lo usemos tanto, y sobre todo, que no esté cerca de los testículos. Y como este ejemplo hay decenas….

Ya os he dicho muchas veces que los espermas se regeneran cada 3 meses, aproximadamente, así que aprovechad esto señores!!! Para mejorar vuestra alimentación, tomar complementos ortomoleculares (siempre seguido por un profesional) e intentad tener una vida un poco más sana.

Pero vamos a ponernos en lo peor, hacemos todo esto, o simplemente no queremos hacerlo (grrrr), y la muestra seminal tiene un alto % de fragmentación, bien, pues la alta tecnología también nos ofrece una técnica para seleccionar a los espermas que menos fragmentación tienen.

Mi recomendación al respecto, primero mejorar la muestra seminal con tratamientos naturales (medicina ortomolecular, naturopatía, fitoterapia, nutrición…) y si en tres meses no ha mejorado lo suficiente, realizar esta nueva técnica, que no os he dicho como se llama!!! Selección celular inmunomagnética (MACS) toma ya el nombrecito!!!!

Espero que toda esta información os ayude.

A cuidarse, porque queridos, cuidarse implica quererse!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
4 Comentarios
  1. 10 abril 2014
    • 21 abril 2014
  2. 21 febrero 2014
    • 21 febrero 2014

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies