El Miedo: Miedo a no ser Madre

En mis, ya famosos, cuestionarios eternos, ja ja ja ja, muchos de vosotros ya los habéis sufrido… hago cientos de preguntas, y una de ellas es “A qué tienes miedo”. Y “casualmente” muchas de vosotras me contestáis, “A no ser madre”. Eso me llega al alma…El Miedo: Miedo a no ser Madre

Porque yo sabré mucho de fertilidad, de reproducción asistida, de embriones, de análisis clínicos, de medicina ortomolecular… pero de lo que también soy experta es de sentir el miedo… por desgracia esto no lo tuve que estudiar, llego solito… bueno, la verdad es que acompañado de muchas otras cosas y sobre todo provocado por otras tantas… ( En mi libro os cuento más profundamente mi historia), el caso es que algo sé de lo que es el miedo…

Porque uno puede tener miedo a morir, entra dentro de la lógica, no?

Uno puede tener miedo a las serpientes, también tiene una lógica, porque si te pica te puede hacer daño…

Pero si uno tiene miedo a ir a trabajar? O tiene miedo a quedar con amigos a cenar? O tiene miedo a salir de casa?

Aquí entramos en lo ilógico… y aquí hablamos de patología…

El miedo es libre y además gratis, y cada día nuestras células sienten más esa emoción. Tendremos que hacer algo, no????

El miedo como algo necesario

Como experta en miedo, os puedo decir que eliminarlo por completo, es imposible, de hecho, estoy en la certeza de que tampoco es sano… y me explico… el miedo es necesario, como el estrés, es necesario para protegernos, para no morir haciendo locuras. Si no tuviéramos miedo nos hubiéramos extinguido como especie, porque cada vez moriríamos más jóvenes, nos expondríamos a demasiados riesgos…. Pero esto es otro tema….

El caso es que el miedo es un mal necesario, pero lo que NO tenemos que dejar es que sea nuestro compañero de viaje. Y bajo mi punto de vista, la mejor forma de llevarse bien con él, es no tenerle miedo, así de sencillo, no tener miedo al miedo, porque es ESE miedo al miedo el que lo hace crecer y lo hace crónico!!!!

Una de las cosas que me ha enseñado el Mindfulness en mi vida es a mirar al miedo a los ojos, a no huir de él… para los que no lo sepáis, yo tuve una agorafobia muy grave, que me impedía salir de casa, y que gracias a ella mi vida dio un vuelco, dio un giro necesario (pero eso os lo cuento también en mi libro 🙂 ).

Y además (y esto lo añado yo gracias al trabajo realizado en terapia) el miedo puede ser un aliado maravilloso, si se queda solo el tiempo necesario, pero puede destrozarnos la vida, si le damos de comer todos los días. Lo primero que uno tiene que hacer es mirarlo, VER qué nos quiere decir. Esto no es fácil? NOOOOO, para eso necesitamos las terapias!!!

Tomar consciencia. Ser conscientes de nuestros miedos

También hemos de ser conscientes de si lo estamos alimentando sin sentido.

Y por último, preguntarnos ante esa situación de miedo irracional (ojo, irracional), qué es lo peor que me podría pasar? (Esto me lo enseñó mi querida Gabi, mi psicoterapeuta de cabecera). Porque cuando le ponemos lógica al miedo, lo hacemos más pequeño…

Con estas palabras que escribo no pretendo que solucionéis el problema, para NADA, solo que toméis conciencia, que veáis una pequeñísima luz al final del túnel, para qué? Para ser capaces de pedir AYUDA, y así enfrentaros al miedo. Sea cual sea, incluso al miedo de que nunca seré madre.

Os podría poner decenas de testimonios de mujeres que han pasado por PsicoFertilidad Natural, que cuando han INTEGRADO, en su mente, en su cuerpo…que ser madre no era la única razón de vivir, cuando además de su faceta materna, tenía muchas otras cosas en su vida… cuando han llegado a ese punto maravilloso, “casualmente” el embarazo ha llegado!!

Los miedos nos bloquean, y debemos, además, MIRAR qué hay detrás de ese miedo… porque podemos descubrir historias fascinantes… como que nuestra abuela murió en el parto, y que mi inconsciente me está protegiendo, que mi cuerpo se bloquea para ser madre, porque tengo la creencia inconsciente, de que tener un hijo es peligroso, de que tener un hijo me puede matar. Aunque mi deseo consciente sea ser madre…

Parece increíble, pero es así de real… tan real como que lo vemos a diario….

Queridas, queridos, dejemos que el miedo haga su función, sí, pero luego dejémoslo ir.

Justo ayer, mi otro terapeuta, Javi (soy una suertuda tengo dos maravillosos terapeutas), me mandó una frase sobre el Dolor, pero que podemos aplicar exactamente igual para el miedo:

“Por incómodo que resulte, el dolor es una realidad ineludible, en ningún caso un estilo de vida. Se trata de aprender a vivir con él, NO en él, de aceptarlo como compañero, sin llegar a convertirlo en viaje”

Qué suerte tengo de haber tenido miedo, para así haber conocido a personas como Gabi y Javi…. y sobre todo, para conocerme a mi misma. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies