Estrés crónico e Infertilidad

Veamos como afecta el estrés crónico a la fertilidad. Esta mañana estaba en clase de medicina ortomolecular (cada vez me gusta más, cada vez aprendo cosas nuevas y cada vez más interesantes, ais….). Bien, pues hoy la clase (de casi 6 horas y media!!) hemos estudiado varias patologías y su respectivo tratamiento ortomolecular.

Casi toda la clase se ha dedicado al intestino, como muchos los llaman, el segundo cerebro…yo lo llamaría el primero, porque hay tantas patologías que derivan de un intestino enfermo…!!!

Y como es obvio hemos estudiado parte de las causas que provocan tener un intestino insano, y como no, una de los GRANDES factores era el estrés crónico. Y hoy quiero explicaros muy clarito y sencillito, qué significa esta famosa palabra, el estrés.

Estrés crónico e InfertilidadEstrés crónico

Para empezar el estrés no es malo, el estrés es una reacción fisiológica que tenemos los animales y que utilizamos para defendernos de una amenaza. Gracias al estrés somos capaces de huir, por ejemplo, si nos fijamos en la naturaleza, que es donde encontramos la pureza, podemos ver como hay gacelas que comen hierba tranquilamente en la sabana, y de repente aparece un león, su cuerpo sabe que está en peligro, y por tanto se empiezan a desarrollar unos cambios fisiológicos, aumenta la frecuencia cardíaca, el corazón late más deprisa, se empieza a respirar de una manera más rápida, la sangre se mueve mucho más rápido por las venas… y esto para qué??? Pues para que podamos correr y huir del león, es como que vamos en cámara rápida, necesitamos muchas más sangre en movimiento, porque necesitamos más oxígeno, porque tenemos que salir corriendo para no ser cazados y morir.

Esta es la utilidad del estrés, por eso os decía que no es malo el estrés, es más, es necesario para la vida!!!!

Si nos vamos a los humanos, pues os puedo poner un ejemplo positivo de estrés: vamos a cruzar una calle, de repente viene un coche y nos va a atropellar, pero pegamos un salto, que ni nosotros nos lo creemos que hayamos podido dar ese pedazo de salto!! Pues, este salto es gracias a nuestro sistema de peligro-huida, que se desarrolla gracias al estrés.

Bien, hasta aquí bonito, verdad?

El problema, y donde se complica la cosa es cuando ese estrés se desencadena en nuestro organismo, por una reacción que nosotros “ENTENDEMOS” como peligrosa, pero realmente no lo es. Pero si además le añadimos que en el mismo día vivimos esta situación “peligrosa” varias veces, y casi todos los días, pues claro, pues es para volverse locos, no???

Me explico, si el hecho de entrar en la oficina de nuestro jefe nos produce estrés, ocurre que nuestro cuerpo se prepara para salir corriendo, empieza a bombear el corazón con más fuerza, más rápido, hiperventilamos…. Y es que nuestro cuerpo está preparado para correr!!! Pero qué hacemos?? Corremos y  usamos ESO que nuestro cuerpo nos ha puesto a disposición? Obvio que la respuesta es NO, no hacemos esa respuesta que espera nuestro cuerpo, que es “usar” ese estrés. Ahí es donde empieza el problema, porque no liberamos toda esa “tensión” y queda acumulada. (Conste que quiero explicarlo para que se entienda, porque si nos metemos en nombres raros… pues como que no)

Bueno, pues además de que no liberamos esa tensión en el momento que deberíamos, además le tenemos que añadir que “esos momentos” de estrés, donde nuestro cuerpo entiende que nuestra vida corre peligro, se repiten varias veces al día, y si además se repiten todos los días….os podéis imaginar, desastre total!!!!!

Ahí es cuando llegamos a padecer estrés crónico. Y sabéis lo peor??? Que ni siquiera somos conscientes de ello, así que no pedimos ayuda!!!

Y cuando llegamos a padecer estrés crónico, solo nos puede producir que enfermedad, patología… y si queréis os pongo algún ejemplo… el estrés crónico produce cambios en el ADN, provoca inflamación en nuestras células,  altera todo el sistema endocrino, aumenta el riesgo de diabetes, aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, depresión,  ulceras, obesidad…..y tantas más!!

Y vosotros os preguntáis, y como afecta a la fertilidad el estres crónico?

Pues si produce cambios en el ADN….en el esperma produce cambios, es lo que llamamos fragmentación del ADN espermático.

Si es proinflamatorio…en las mujeres que tienen endometriosis empeora su enfermedad, además de que si nuestras células viven en un ambiente proinflamatorio, enferman!!!

Altera nuestras hormonas, anula ovulaciones, provoca reglas irregulares, aumenta la insulina en sangre, genera radicales libres, es decir, hay más oxidación celular, así que peor calidad de nuestra células (óvulos y esperma).

Y además el estrés es TOXICO para nuestro cuerpo. Y reduce la Fertilidad!!!!!

Además de lo que produce físicamente, no debemos olvidar todo lo que acarrea a nivel emocional y del sistema nervioso.

Se puede tratar de diversas formas como por ejemplo tomar plantas medicinales para el estres crónico.

Y con esta información me estoy quedando en la espuma del mar, porque podría estar horas y horas hablando de lo nefasto que es el estrés crónico… seguiremos….

Os dais cuenta lo importante que es gestionar el estrés??!!!!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
6 Comentarios
  1. 29 Diciembre 2014
    • 12 Enero 2015
  2. 22 Diciembre 2014
    • 12 Enero 2015
  3. 21 Diciembre 2014
    • 15 Enero 2015

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies