Estudio de Fertilidad Femenina: pruebas que se realizan

El Estudio de Fertilidad Femenina. Si llevas un tiempo buscando el embarazo sin lograrlo, al consultar con tu ginecólogo o con un centro de Fertilidad os realizarán un estudio de fertilidad a tu pareja y a ti. Este estudio consiste en diversas pruebas y será el primer paso para determinar si existe algún problema de fertilidad y saber cuál debe ser el siguiente paso a realizar.Estudio de Fertilidad Femenina

Pruebas del estudio de Fertilidad Femenina

En el caso de la mujer, aquí te explicamos las pruebas que suelen realizarse en el estudio de fertilidad femenina, siendo siempre el especialista quien determina las que necesitarás tras realizarte una serie de preguntas concretas que recogerá en tu historia clínica:

Estudio hormonal

Esta es una parte muy importante del estudio de fertilidad femenina. La finalidad del estudio hormonal en la mujer es averiguar si los ovarios y la hipófisis están funcionando correctamente. Para ello deberás realizarte un análisis de sangre entre el tercer y el quinto día del ciclo menstrual. En este análisis se determinaran los niveles de las hormonas FSH, LH, prolactina, estradiol, 17 OH-progesterona, testosterona  y hormona Antimulleriana (HAM). Si quieres conocer cómo funcionan las hormonas del ciclo menstrual te interesará leer el artículo Hormonas del ciclo menstrual. Cómo entender tus ciclos.

Además, deberás realizarte otro análisis de sangre en el día 21 de tu ciclo, si tus reglas son de 28 días,  para determinar el nivel de progesterona en sangre. Este valor nos ayudará a saber si has ovulado y si produces suficiente  progesterona para que se implante el embrión. En el caso de que tus reglas no sean de 28 días, habrá que ajustar el día del análisis restándole 7 días al número de días que dura tu ciclo menstrual. Vamos a poner un ejemplo para que lo entiendas de forma más fácil; por ejemplo, si tus reglas son de 32 días deberás realizarte el análisis de progesterona el día 25 de tu ciclo (32-7=25) y si tus reglas son de 26 días deberás realizarte el análisis el día 19 de tu ciclo (26-7=19).

Existen otras hormonas relacionadas con las glándulas suprarrenales que también se pueden analizar en el estudio de fertilidad femenina, como la 4-andostenediona o la Dehidroepiandrosterona Sulfato (SDHEA).

Revisión ginecológica

En la revisión ginecológica te realizarán una ecografía transvaginal para determinar la morfología del útero y de los ovarios y descartar cualquier anomalía que pueda dificultar la implantación del embrión o la concepción. Al mismo tiempo el ginecólogo hará un recuento de los folículos ováricos que hay en ambos ovarios y esto dará una idea aproximada de la reserva ovárica que tienes.

También se debería incluir una citología vaginal para descartar infecciones y cambios anormales en las células que puedan derivar en cáncer de cuello de útero. Para ello se toma una pequeña muestra mediante un suave raspado de las células del cuello del útero con una espátula. Las infecciones ocasionadas por algunas bacterias pueden interferir en la implantación y provocar abortos, por lo que es importante descartar la existencia de cualquier infección.

Histerosalpingografía

Otra prueba diagnóstica que se suele realizar en el estudio de fertilidad femenina es la histerosalpingografía (HSG). Nos permite estudiar la cavidad del útero y asegurar que las trompas de Falopio sean permeables, así los espermatozoides podrán viajar por ellas para encontrarse con el óvulo. Para efectuar la prueba se hace pasar un líquido de contraste con un catéter a través del cuello del útero y éste viaja por las trompas de Falopio y sale por la cavidad pélvica. El recorrido del contraste se visualiza al aplicar rayos X y así se detecta si hay un bloqueo en las trompas de Falopio o alguna malformación en la cavidad uterina.

En algunas ocasiones la obstrucción de la trompa es leve y al realizar esta prueba se puede desbloquear la trompa y permitir ahora el paso por ella.

Cariotipo

El estudio de los cromosomas se llama Cariotipo y consiste en el análisis cromosómico de una muestra de sangre. Permite asegurar que la mujer presenta un cariotipo normal (46XX) y descartar la existencia de una anomalía cromosómica que pueda dar lugar a óvulos con alteraciones cromosómicas y, por consiguiente, embriones con alteraciones que detienen su desarrollo.

Biopsia del endometrio

La biopsia del endometrio es una prueba que permite descartar la existencia de anomalías a nivel del endometrio o de alguna infección. Para la obtención de la muestra se introduce una cánula en el útero a través del canal cervical y se extrae un fragmento pequeño de tejido del endometrio para examinarlo.

Histeroscopia

Durante la histeroscopia se introduce una cámara endoscópica a través del cuello del útero y se visualiza el interior del útero de forma directa. Esta prueba diagnóstica se realiza para detectar alteraciones dentro del útero, permite ver la presencia de pólipos, miomas y otras malformaciones del útero. En determinados casos permite conocer la causa de los abortos de repetición o dar una explicación a por qué no se implantan los embriones en el útero.

Puede suceder que una pareja tenga todas las pruebas de fertilidad correctas y aun así siga sin conseguir el embarazo. Hoy en día sabemos que existen otros muchos parámetros a estudiar y que no se analizan de forma habitual, como las pruebas de coagulación u otras hormonas, como la TSH.

Además hay muchos otros factores que afectan a la capacidad de concepción y que se deben tener en cuenta en un estudio de fertilidad femenina, como el estrés, los bloqueos emocionales, etc.

Gracias Neus por tu ayuda 🙂

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies