Qué es un huevo huero o gestación anembrionada

Hola queridos y queridas, hoy vamos a hablar de uno de los casos de abortos, huevo huero, y que nos habéis preguntado ya en muchas ocasiones. Lo explica maravillosamente bien nuestra embrióloga Neus Ferrando, espero que os ayude, os dejo con sus palabras: Qué es un huevo huero o gestación anembrionada

Qué es un huevo huero o gestación anembrionada

Se denomina huevo huero, vacío, hueco o anembrionado a la situación que se da cuando se produce un embarazo en el que se ha formado el saco gestacional pero no existe embrión en su interior.

Cómo se produce el huevo huero

Para entender cómo se produce una gestación anembrionada vamos a explicar primero como se produce el embarazo.  Todo comienza cuando el espermatozoide fecunda al óvulo y se forma un embrión. Las células del embrión empiezan inmediatamente a dividirse y el material genético que contienen se va duplicando para que cada célula del embrión contenga toda la información genética.

En este proceso de división celular un grupo de células se divide y diferencia para formar el embrión y otro grupo de células lo hace para formar el saco gestacional. Este proceso es delicado y cualquier alteración del mismo provocaría graves consecuencias para el desarrollo del feto.

 

En el caso del huevo huero, el grupo de células encargado de originar el embrión deja de duplicarse debido a una alteración en el material genético o a cualquier otro problema. Como consecuencia el embrión no se desarrolla ya desde los primeros días de gestación. No obstante, el grupo de células que dará lugar al saco gestacional sigue su desarrollo por lo que se observa en ecografía el saco gestacional sin embrión y sin latido.

Síntomas de huevo huero

Los síntomas que puede notar una mujer con huevo vacío son los mismos que los de un embarazo.

El ovario con el que ha ovulado la mujer y el saco gestacional que se ha formado producen cambios hormonales en el cuerpo de la mujer que derivan en los síntomas del inicio de una gestación. Estos incluyen dolores abdominales, sangrado vaginal, prueba de embarazo positiva, náuseas, etc.

Cómo se diagnostica un huevo huero

Tras positivo en la prueba de embarazo, lo más habitual es pedir cita con el ginecólogo. Se suele realizar una ecografía vaginal a las 6 semanas de embarazo, que es cuando claramente se puede ver el embrión con su latido cardíaco.

En el caso de gestación anembrionada, al realizar la ecografía vaginal se observa el saco gestacional pero no se ve el embrión. Se puede entonces sospechar de un saco gestacional vacío y se recomienda repetir la ecografía vaginal una semana después para asegurarnos del diagnóstico y descartar que se esté embarazada de menos semanas y esta sea la causa de no observar el embrión.

Por lo tanto, para diagnosticar un huevo huero se debe realizar una ecografía vaginal. Los análisis de hormonas en sangre no sirven en estos casos ya que el saco gestacional que formará la placenta sigue su desarrollo y libera las hormonas que nos indican que existe un embarazo. Os puede interesar: Primera ecografía del embarazo: Cuando y que se puede ver

Causas de un huevo huero

La división de las células que formarán el embrión se puede detener por diversos motivos. La mayoría de las veces se produce por alteraciones en los genes o en los cromosomas. También puede producirse por una defectuosa duplicación de los cromosomas, dificultades en la división de las células o por factores ambientales, entre otros.

Tratamiento tras diagnóstico de huevo huero

El saco vacío debe expulsarse del útero. La mujer puede esperar a expulsarlo de forma natural y espontánea en los siguientes días o semanas.

En el caso de que la mujer presente alguna dificultad, como dolor en la pelvis o hemorragias, existen dos tipos de tratamiento para facilitar la expulsión del saco.

Uno de ellos es seguir un tratamiento médico con pastillas para que se produzca el aborto. Este tratamiento en más doloroso y en el 10% de los casos no es efectivo y se tiene que recurrir a realizar un legrado.

La opción alternativa y más rápida es realizar un legrado a la mujer. Esto implica realizar una intervención quirúrgica y utilizar anestesia.

El ginecólogo puede orientar a la mujer en la elección del tipo de tratamiento dependiendo de su caso particular y de sus preferencias.

¿Y después de un embarazo sin embrión?

El riesgo de sufrir un nuevo aborto es del 10-12%, es decir, es el mismo que el de una mujer que nunca ha tenido un aborto. Se recomienda esperar tres meses para volver a buscar el embarazo y recuerda que no tiene por qué pasarte de nuevo.

En el caso de que hayas sufrido tres abortos, es recomendable que tanto tú como tu pareja os hagáis un estudio genético para buscar la causa del problema que pueda estar impidiendo que el embarazo progrese.

Os puede interesar:

¿Y qué pasa después de un aborto?

Razones de los Abortos Espontáneos recurrentes o de repetición

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies