Qué es la Biopsia de Testículo y cuándo está indicada

Aquí otra semana más, esta vez, os vuelvo a dejar con los sabios consejos de nuestra Embrióloga Neus Ferrando. Hoy toca hablar de la biopsia de testículo, os vamos a explicar en qué consiste, qué otras opciones hay, cuándo debe realizarse y porqué… esperamos de corazón que os solucionen muchas dudas, no solo a vosotros, los hombres, también a las mujeres que os acompañan en este proceso, claro!!!!Qué es la Biopsia de Testículo y cuándo está indicada

Os dejo con las palabras de Neus sobre la biopsia de testículo:

“La biopsia de testículo es una operación quirúrgica que se practica para obtener espermatozoides del testículo y se utiliza en aquellos casos en los que no se han encontrar espermatozoides en el eyaculado y en otros específicos que posteriormente comentaremos.

 

Habitualmente esta técnica se realiza en quirófano y bajo sedación, aunque se puede realizar con anestesia local en función de la tolerancia del paciente al dolor. Se practica una incisión de 2-3 cm en la piel del testículo y se corta un pequeño fragmento de tejido testicular. Éste es llevado al laboratorio para confirmar la presencia de espermatozoides. En caso de no encontrarse espermatozoides se pueden extraer una o dos nuevas muestras de tejido testicular de una zona distinta del testículo, incluso se puede optar por practicar una nueva incisión en el otro testículo.

Finalidad de la Biopsia de testículo

Podemos encontrar dos objetivos fundamentales a la hora de realizar una biopsia de testículo.

Por un lado, deseamos lograr obtener espermatozoides vivos para fecundar los óvulos de su pareja. La mujer del paciente se sometería a una estimulación controlada del ovario y una extracción de sus óvulos mediante punción ovárica, tras lo cual se microinyectaría un espermatozoide en cada óvulo mediante la técnica ICSI. Se deben realizar en el mismo día la biopsia de testículo al hombre y la punción ovárica a la mujer, si no se desean congelar los espermatozoides que se puedan obtener para no afectar la calidad y supervivencia de éstos.

Por otro lado, se puede estudiar el tejido testicular extraído para averiguar en qué punto del proceso de formación de los espermatozoides se interrumpe la producción de éstos. Además se puede analizar la capacidad de dicho testículo para producir espermatozoides. Esto ayudaría, en casos de abortos de repetición, a descartar o considerar el factor masculino como causa en función de estudios de división celular y estructura cromosómica de los espermatozoides en sus distintas etapas de formación.

Casos en los que se recomienda una biopsia de testículo

Esta técnica está indicada cuando el paciente tiene un diagnóstico de azoospermia  tras realizar varios seminogramas, es decir, cuando en el laboratorio no se observan espermatozoides en el eyaculado. En estos casos, antes de practicar una biopsia testicular se debe descartar que no se haya producido una eyaculación retrógrada.

Existen diversas causas por la que una muestra de esperma puede presentar una azoospermia. Una de ellas es la obstrucción de las vías seminales, en cuyo caso al practicar una biopsia se encontraran espermatozoides formados o en formación.

En los casos de obstrucción de la vía seminal se recomienda realizar una biopsia para intentar obtener espermatozoides vivos. Esta obstrucción puede presentarse desde el nacimiento, como es el caso de la ausencia de conductos deferentes (patología asociada frecuentemente con la fibrosis quística, que es una enfermedad genética) o bien presentarse a posteriori como una infección o traumatismo en la zona o tras la realización de una vasectomía. En muchas ocasiones no se logra detectar el origen de la obstrucción.

Otro motivo por el que está indicada la realización de una biopsia es cuando en el seminograma se observan muy pocos espermatozoides (oligozoospermia) o cuando más del 96% de los espermatozoides presentan una morfología anormal y en ninguno de ambos casos se ha encontrado la causa de ello al realizar otras pruebas, como análisis hormonales.

Punción testicular

Otra técnica alternativa a la biopsia de testículo es la punción testicular. En este caso no se realiza incisión en el testículo, sino que por aspiración del testículo mediante una aguja se obtiene la muestra de tejido testicular. Este procedimiento es mejor tolerado por el paciente, se realiza bajo anestesia local y tiene un bajo riesgo de complicaciones.

Existe otra modalidad de punción testicular denominada MESA (Microsurgical Epididymal Sperm Aspiration), en la que se realiza la aspiración de los espermatozoides directamente del epidídimo.

¿Biopsia testicular o Punción testicular? Pros y contras

La biopsia testicular, a diferencia de la punción testicular, nos proporciona más tejido testicular, permite asegurarnos de que no hay espermatozoides y posibilita la realización de un estudio del tejido testicular.

La punción testicular, en cambio, permite obtener únicamente la cantidad de tejido testicular necesaria, sin dañar más el testículo. Además esta técnica es menos costosa para el paciente.

En cuanto a la calidad del tejido testicular obtenido es la misma en ambas técnicas.

En cualquier caso, la elección de la técnica a utilizar depende de cada caso particular donde se valoran diversos factores.”

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
Una Respuesta
  1. 18 Agosto 2017

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies