La dolorosa Infertilidad: Vivir el presente

Hoy me ha pasado algo que me ha hecho pensar sobre la importancia de vivir el presente. Esta mañana, de buena mañana, he emprendido viaje hacia Villena, ya que paso consulta allí una vez al mes, bien, pues de camino a Luna Roja, que así se llama el centro, el coche ha empezado a pitar solo y a salir humo del motor, nos hemos asustado, claro, hemos parado en mitad de la autopista y ha tenido que venir una grúa a recoger el coche y a nosotros.

Estábamos justo a mLa dolorosa Infertilidad: Vivir el presenteitad de camino, así que hemos tenido que volver hacia nuestra casa, anulando todas las consultas que tenía en Luna Roja, me ha dado mucha pena…pero no nos quedaba otra (importante decir que Villena está a 142 km). Y por qué os cuento esto? Pues porque hay una frase que desde hace unos años siempre me acompaña, Me pasé la mitad de mi vida preocupándome por cosas que jamás llegaron a suceder”. He intentado aplicar este pensamiento durante los últimos años de mi vida, y la verdad es que me ha ido mejor…

La importancia de vivir el presente

Ayer, no paraba de darle vueltas a la hora que me tenía que levantar, el viaje, preparando las consultas, pensando en que iban a ser muchas consultas, muchas horas, que ya estaba muy cansada de toda la semana… y para qué?? PARA NADA!!

Me adelanté a algo que no ha llegado a suceder!!! ERROR!!!

Solo me tenía que haber ocupado llegado el momento, pero no preocuparme… no soy perfecta, y a veces me olvido de aquello que me ayuda…

Y por eso os cuento toda esta historia que me ha pasado esta mañana, porque he caído en el error de adelantarme a algo que no ha sucedido, de no vivir el presente…es cierto que no es lo normal, eso es así. Pero con esto lo que os quiero hacer pensar, es que nos PRE-ocupamos, por cosas que no sabemos si sucederán o no, y que lo más probable es que no sucedan.

Y perdemos demasiado tiempo en un futuro que imaginamos y que seguramente no va a ocurrir!! Tenemos cientos de pensamientos al día, muchos de ellos catastrofistas,  que nunca sucederán, pero eso sí, nos fastidian el día, nos ponen nerviosos, nos angustian…nos generan mucho sufrimiento… y resulta que NO SIRVEN PARA NADA!!!!!

Cómo vivir el presente. Entrenando el cerebro

En el grupo de meditación que hago los martes, la meditación Mindfulness, hay una sesión que hablamos del dolor físico, y hacemos una meditación para trabajar con ese dolor. Siempre en esa sesión digo lo mismo, el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional, lo añadimos nosotros!

Y voy a explicarlo mejor, os pongo un ejemplo, un dolor en la rodilla, de repente tengo un dolor de rodilla, y lo primero que hago es mantener un parloteo mental yo sola: “Y por qué me duele? Qué habré hecho para que me duela? Si no hubiera ido a correr, no me dolería, joliiin…que torpe he sido! Y si me sigue doliendo qué hago? Al final tendré que ir al hospital? Y si me he roto el menisco? Qué desastre?! Y si me operan!!!!? Madre miaaaaa, tendré que dejar de trabajar? Y como pago mi casa? No podré pagar la hipoteca? Tendré que pedir ayuda? Y si nadie me ayuda? Y si al final son meses de baja? Me echarán de mi hogar porque no puedo pagarlo!! Qué será de mi??!!”

Se puede tomar a modo jocoso y de humor, pero esto ocurre, nos pasan en tres segundos todos estos pensamientos y llegamos a conclusiones catastróficas que nos angustian y que NO ayudan a mitigar el dolor físico, y ya no es que no ayudan, es que empeoran ese dolor!!!!!

Si cuando tengo un dolor, lo que hago es MIRARLO, no analizarlo, y simplemente ver que eso está ocurriendo, si no huyo de él, si no creo sufrimiento, si no hay resistencia a lo que está pasando, y que yo no puedo evitar, si hago esto, el dolor se rebaja MUCHO, e incluso desaparece!!!!!

Asombroso y casi increíble, pero es así, está basado en estudios, y aplicado a enfermos crónicos de dolor, con maravillosos resultados. Por eso digo que es mejor vivir el presente.

Entendéis ahora la frase de que el dolor es inevitable, pero que el sufrimiento (todo lo que yo añado) es opcional?

Esto mismo lo podemos aplicar con éxito en la fertilidad, si estamos en tratamientos de reproducción asistida, buscando un bebé de manera natural, si estamos pasando un proceso doloroso… podemos quedarnos con lo que tenemos, sí, pero SIN añadirle más cosas, sin añadirle “Nunca seré madre”, “Esta vez tampoco va a salir bien”, “Seguro que duele”….

La infertilidad es dolorosa, sí, muchísimas veces (aunque yo cada vez veo más parejas que no lo viven desde ese prisma), pero  no tenemos que sufrir, mantengamos la mente en el ahora, no nos adelantemos, no le demos poder a esos pensamientos catastrofistas!!! Y para los que lo veáis imposible, deciros que el cerebro lo podemos entrenar para que no esté en el futuro, sino en el hoy, y podemos entrenarlo para ser más felices.

Queréis saber más….pues escribidme!!!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
12 Comentarios
  1. 7 Mayo 2015
    • 8 Mayo 2015
  2. 5 Mayo 2015
    • 6 Mayo 2015
  3. 22 Enero 2015
    • 16 Febrero 2015
  4. 21 Enero 2015
    • 16 Febrero 2015
  5. 19 Enero 2015
    • 30 Enero 2015
  6. 17 Enero 2015
    • 30 Enero 2015

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies