La Energía de la Fertilidad: Necesitamos energía para la reproducción

Ay la energía…. Yo que soy Virgo, pura tierra, una analítica de narices, que vengo además de la rama científica, rata de laboratorio durante años… y a estas alturas de la película, descubro que la Energía es TANNNN importante y que nos afecta a nuestro organismo, a nuestras células, a nuestros pensamientos… y sabéis cuando de verdad me he convencido, cuando me ha tocado vivirlo a mí, cuando lo he sufrido en estas carnes que Dios me ha dado!!! 🙂 La experiencia, os la cuento otro día, porque es digna de un artículo enterito, pero creerme, SOMOS energía, y no como algo metafísico e intangible, no no, se puede notar, se puede tocar…La Energía de la Fertilidad: Necesitamos energía para la reproducción

Contenidos

Nuestra energía es más que física y química

Si pongo mi cerebro en plan “rata de laboratorio” he de reconocer que nuestro cuerpo está vivo gracias a la energía, claro, entre otras gracias al ATP, que es el adenosin trifosfato, y este nombre tan raro, es un nucleótido que es el encargado de la obtención de la energía que necesitan las células para VIVIR. Casi todas las funciones celulares dependen de esta energía.

Pero además de la pura física y química, entre nosotros, seamos conscientes o no, nos relacionamos también con energía…

No os ha pasado que habéis estado con alguien hablando, y después, de repente te pega un bajón, estás agotado o triste, sin razón aparente? Pues eso es que hemos absorbido parte de la energía negativa de esa persona…

Sobre todo nos pasa a las personas empáticas, esas que hacemos nuestro todo lo que le ocurre a los demás, para bien y para mal. Y especialmente esas personas tienen que tener cuidado con sus relaciones, y para mí lo más importante, es saber distinguir nuestras emociones, nuestros pensamientos, sentimientos…. Saber distinguir si es una cosa nuestra, o algo que hemos “cargado” de otra persona. Ojo!!!

En algún lugar leí una vez que hay vampiros energéticos…. Vaya que sí…. Pero sobre todo, hay personas sensibles a absorber las emociones de los demás, la energía de los demás. Y esas personas tenemos que aprender a protegernos, es fundamental!!!

Justo estoy viviendo esto en mis propias carnes, y en estos momentos de mi vida me llega como un regalo, qué casualidad, un texto de mi querida Corina Ramos, donde justo habla de esto!!!!!!  La vida es muyy juguetona!!!!

La Energía de la familia

Ella lo explica muuucho mejor que yo, y como profesional de la psicosomática clínica tiene muchas más herramientas y conocimientos para que lo entendáis lo mejor posible.

¿Qué destacaríamos sobre la familia a nivel de Biodescodificación? Toda la familia es un ser energético con la propia individualidad-identidad energética de cada uno. Como seres energéticos que somos, somos sensibles a la energía de los demás  (y de todo lo que nos rodea). De hecho, cuanto mayor es el vínculo emocional que nos une mayor es el intercambio que se produce entre nuestro campo energético y la persona con la que tenemos la vinculación-unión.

A esto le unimos el principio de conservación de la energía en el cual se afirma que la energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma. ¿Quiere decir esto que  estando en vinculación con alguien nos transformamos? Así es, estamos en cambio continuo interaccionando con los campos de energía de las personas a las que estamos vinculados-unidos así como al entorno que nos rodea.

Definimos la energía en este campo como información concentrada. Esta información concentrada está compuesta de pensamientos y emociones, que podemos sentir en nuestro cuerpo  con más o menos intensidad según nuestro nivel de sensibilidad y auto observación.

Dentro de cada familia los niños son especialmente sensibles a esta situación, y mucho más que por las palabras, van adquiriendo conductas-patrones de comportamiento por resonancia con las personas que le rodean,  y en especial con las que más unión emocional tiene. Así como se transfieren creencias, se transfiere dolor, alegría, tristeza, etc.….emociones que en muchos casos los niños las exteriorizan mediante síntomas físicos, psíquicos o de comportamiento.

¿Qué entorno energético está viviendo el niño? ¿Qué emociones y pensamientos suelen tener las personas que le han dado la vida, las personas que le cuidan y con las que convive? Esta es una pregunta  con la que todos podemos reflexionar tanto para nuestros hijos como para nosotros cuando éramos niños, y observar que es lo que podemos haber adquirido.

Estos son los programas que se van adquiriendo a la largo de nuestra infancia y el resto de nuestra vida  y que definen nuestra personalidad. Personalidad que va dotarnos de armonía o desarmonía  en nuestro cuerpo según la mayor coherencia o incoherencia entre estas creencias instaladas y nuestro sentir (entre lo que pensamos, sentimos y actuamos). Cuando se produce la desarmonía, incoherencia se producen síntomas, síntomas físicos o psíquicos, síntomas que nos invitan al cambio, a la transformación. El sentido es  poder volver a  la coherencia y la armonía, alineando nuestra personalidad con nuestro sentir, con nuestra identidad más allá de la personalidad creada por nuestro entorno y experiencias de vida.”

Y yo añado, queridas mías, no olvidéis, un embarazo, necesita MUCHA energía por nuestra parte. Para que un esperma se una a un óvulo, para que se produzca una fecundación, tiene que haber energía!!!

Así que la energía es otra de las partes a cuidar en nuestra fertilidad, además del cuerpo, de la mente y de las emociones, está la energía.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
3 Comentarios
  1. 2 octubre 2016
  2. 21 septiembre 2016
    • 19 octubre 2016

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies