La maldita Endometriosis …

Es imposible que después de lo que vi anoche, gire la cabeza y mire para otro lado, no puedo… no quiero, y escribo este artículo porque espero que desde este blog, se le dé un poco más de publicidad a la maldita endometriosis, sí, y digo maldita porque muchas de vosotras ya sabéis de lo que hablo, del dolor desesperante e incapacitante de esta maldita enfermedad, SI, enfermedad. ES una enfermedad, no es un dolor de regla, no son “esos días” NOOOO, es un una enfermedad y ya está bien!!! Vamos a empezar a decir las cosas por su nombre y a empezar a exigir que los profesionales de la salud sepan y estén formados en este enfermedad (ha quedao claro!!)

Fertilidad y Reproducción: Endometriosis

Este artículo tiene un fin, acompañar a aquellas mujeres que están pasando por la endometriosis y sobre todo, para aquellos y aquellas que no lo habíais oído nunca, que os empiece a sonar, sobre todo, si crees que TU podrías tenerla.

Hace ya un tiempo escribí un artículo sobre la endometriosis sobre la endo, un poco fuerte, la verdad, pero hijas mías, yo escribo lo que me sale del alma y tal y como me sale… es la mejor forma de hacerse entender, sí, pero es que además no se hacerlo de otra forma, no me sale…

Vamos al lío, anoche, en un programa muy conocido en España de Telecinco, “Hay una cosa que te quiero decir” salió una mujer, Eugenia, para contar que tenía endometriosis y que su vida, desde que tuvo la regla, había sido un infierno, un verdadero infierno, toda su vida giraba en torno al dolor. Esta endoguerrera llevó al programa a María Antonia (bonito nombre ;-)) Pacheco, que es la presidenta de la Asociación De Afectadas de  Endometriosis Estatal (ADAEC), para agradecerle todo el apoyo que le había brindado. Como relato fue muy emocionante, la verdad, pero lo más importante es que por fin se habló claro de cómo funciona la sanidad en este país, de cómo solo tenemos a cuatro especialistas que realmente controlan el tema y de cómo estas mujeres han pasado años de su vida siendo cuestionadas y diagnosticadas como quejicas, ayyyyy, que me enciendo….

Y yo, que tengo la GRAN suerte de tener un espacio público, que puede decir lo que me dé la gana, como lo tengo, hago uso de él y hoy mi artículo va para vosotras endoguerreras, porque de verdad que sois admirables.

Sé lo que se sufre, sé del dolor incapacitante, y también sé que se puede mejorar, que sí que podemos recurrir a las operaciones y hormonas varias, me parece bien, pero que nosotras también podemos mejorarlo, que siguiendo pautas nutricionales, tomando complementos, e incluso tratando las emociones, se puede mejorar. Y lo sé, porque lo he visto con mis ojos, porque en mi consulta tengo mujeres que siguiendo las pautas, sí, mejoran. Y por desgracia, cada día más mujeres con endometriosis llaman a a mi consulta…

Pautas generales para aliviar la Endometriosis

Así que os voy a dejar algunas pautas, las más generales, para que os ayude a aliviar ese dolor insoportable:

–          Meditación Mindfulness: Es un tipo de meditación que trabaja cara a cara con el dolor, de hecho se aplica en la universidad de Massachusetts para pacientes de diferentes enfermedades de dolor crónico. Esta meditación reduce físicamente el dolor y elimina el sufrimiento.

–          Medicina Ortomolecular: la vitamina C, la vitamina E, las vitaminas B, el Selenio, la colina y los ácidos grasos esenciales, entre otros, mejoran la inmunidad celular y reducen la inflamación.

–          La progesterona natural equilibra el exceso de estrógenos

–          La fitoterapia, también equilibra el sistema hormonal y por tanto ese exceso de estrógenos, y además también hay plantas que nos ayudan a detoxificar el hígado, tan importante en esta enfermedad.

–          Y la dieta, por DIOS, la dieta, la base para TODO, eliminar el azúcar, al cafeína, los productos lácteos, las carnes rojas, el alcohol.

–          La conciencia, sí, la conciencia de todo aquello que nos rodeamos, que puede alterar nuestro sistema hormonal y que hace que nuestros estrógenos aumenten en sangre, los, cada vez más conocidos, disruptores endocrinos. Tenemos que evitar la exposición a dioxinas!

Como podréis deducir la endometriosis depende de los estrógenos y cuantos más entren en nuestro cuerpo, más dolor, y más facilidad para que se extienda.

Y además, es básico normalizar la respuesta inmunitaria, mejorar la función hepática y la circulación sanguínea, pero también es ESENCIAL tener un intestino sano!!! Y como no, reducir la tendencia inflamatoria. Y os garantizo que todo esto se consigue con la medicina natural.

Pero no quiero terminar sin decir que la parte emocional es importantísima, y no quiero que nadie se confunda, esto no tiene nada que ver con “Eso es psicológico”, NO, tu dolor no es creación de tu mente, NO, el dolor existe, la endometriosis existe, claro!!! Pero sí podemos ayudar, buscando ese origen emocional (que toda enfermedad tiene)  a través de técnicas como la Biodescodificación o la terapia sistémica familiar.

Si os parece en otro artículo me extenderé sobre el origen emocional de las enfermedades, porque hoy ya he llenado el cupo… 🙁

Gracias, gracias por difundir esta enfermedad, gracias María Antonia por la GRAN labor que haces, llamándote así no podía ser de otra forma ;-), gracias Eugenia por ser tan valiente y dar el paso, y gracias por hacer visible a los ineptos que se hacen llamar profesionales.

Mañana más y mejor…

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 4,50 de máximo 5)
Cargando…
14 Comentarios
  1. 27 Diciembre 2014
    • 12 Enero 2015
  2. 12 Septiembre 2014
    • 16 Septiembre 2014
  3. 27 Agosto 2014
    • 29 Agosto 2014
  4. 20 Agosto 2014
    • 26 Agosto 2014
  5. 14 Agosto 2014
    • 18 Agosto 2014
  6. 14 Agosto 2014
    • 18 Agosto 2014
  7. 14 Agosto 2014
    • 14 Agosto 2014

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies