MiniFiv: Tratamiento para baja reserva ovárica

Hoy os hablamos de la MiniFiv, una técnica cada vez más usada. Os dejo con las palabras de Neus:

La MiniFIV o FIV de mínima estimulación ovárica es un tratamiento de reproducción asistida alternativo a la Fecundación in vitro convencional,  donde el protocolo de estimulación de los ovarios de la paciente es mucho más suave y se aprovechan las hormonas que produce la mujer de forma natural en ese ciclo. Es por tanto, un tratamiento más sencillo y natural.

El objetivo de esta técnica es obtener óvulos de máxima calidad, aunque se obtenga un menor número de ellos, habitualmente entre 3 y 5, en comparación con una FIV convencionMiniFiv: Tratamiento para baja reserva ováricaal.

Es una alternativa más económica a la Fecundación in vitro convencional, en la que los pasos del tratamiento de son idénticos exceptuando la fase de estimulación ovárica de la paciente.

Ventajas de la MiniFIV

La principal ventaja de esta técnica, a mi parecer, es la drástica reducción de los efectos secundarios derivados de la medicación que puede sufrir la mujer al someterse al protocolo de estimulación ovárica. Al administrar dosis más bajas de hormonas a la paciente se hace más soportable el proceso de estimulación.

Además, al reducirse las dosis de estimulación se requiere una menor vigilancia médica y no se necesitan tantas visitas a la clínica para realizar el seguimiento de la estimulación, lo que le puede resultar más cómodo a la paciente.

Otra ventaja es el menor coste de la medicación, ya que los fármacos utilizados para la estimulación ovárica constituyen uno de los principales costes de los tratamientos de reproducción asistida. En el caso de la MiniFIV se utiliza citrato de clomifeno, muchos más económico que los fármacos que contienen gonadotropinas, y en el caso de administrar gonadotropinas se prescriben dosis mucho más bajas, por lo que el coste es menor.

Además, los costes del tratamiento relacionados con los gastos en el laboratorio de reducen sensiblemente al trabajar con una menor cantidad de óvulos y, posteriormente, de embriones.

La probabilidad de que no se congelen embriones es mucho mayor, ya que al obtener entre 2 y 5 óvulos es menos probable que queden embriones viables que no se hayan transferido al útero de la futura madre. Esto puede ser una ventaja para aquellas mujeres o parejas que por motivos éticos o morales no deseen criopreservar los embriones. Al no vitrificar ningún embrión también se reducen los costes finales del tratamiento.

Inconvenientes de la MiniFIV

Al disponer de un menor número de óvulos que en una FIV convencional, la probabilidad de obtener un embrión de buena calidad  capaz de implantarse en el útero son menores que cuando se tienen 8-12 óvulos. Sin embargo, hay que estudiar cada caso de forma particular y valorar los pros y los contras, ya que algunas mujeres al realizarles una FIV convencional pueden obtener 4-8 óvulos de mala calidad que no den lugar a embriones viables y al someterse a una MiniFIV obtener 1-3 óvulos de buena calidad que den lugar a embriones capaces de implantarse y lograr un embarazo.

Según la literatura existe una menor probabilidad de éxito en ciertos casos en comparación con la FIV convencional. Aunque se debe tener en consideración que la ausencia de embriones congelados también enmascara los resultados de éxito de la MiniFIV, ya que para calcular la tasa de embarazo en la FIV convencional no solo se tiene en cuenta el éxito de embarazo de los embriones transferidos en fresco al útero, sino también los embarazos conseguidos al realizar posteriores transferencias de embriones congelados. En el tratamiento de MiniFIV, al no obtenerse embriones de más para congelarlos se carece de esta posibilidad y la mujer debería someterse a un nuevo ciclo de estimulación para realizar un nuevo intento.

Otro inconveniente de esta técnica es la existencia de una mayor tasa de cancelación de ciclos por muy baja respuesta ovárica.

¿En qué casos está indicada la MiniFIV?

La MiniFIV está indicada en los siguientes casos:

  • Mujeres menores de 35 años que tengan una buena reserva ovárica y buen pronóstico.
  • Mujeres con elevado riesgo de sufrir una hiperestimulación ovárica, es decir, que puedan responder de forma exagerada a la estimulación ovárica en una FIV convencional.
  • Mujeres que en ciclos previos de FIV o de inseminación artificial hayan desarrollado respuestas ováricas exageradas.
  • Mujeres con baja reserva ovárica. Se ha observado que mujeres con poca reserva ovárica producen la misma cantidad de óvulos al someterse a una FIV convencional que a una MiniFIV, aunque la calidad de estos es mejor en el tratamiento de MiniFIV debido a la menor descarga hormonal que sufren los ovarios y que afecta negativamente a los folículos ováricos y los óvulos.
  • Mujeres que no quieran someterse a una estimulación ovárica con altas dosis de hormonas y prefieran una estimulación ovárica menos agresiva y más natural.
  • Pacientes que no deseen congelar embriones por motivos éticos o morales.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Cargando…

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies