La relación con los padres: ¿Tienes a tus Padres integrados?

Hoy quiero que todos, hombres y mujeres, hagamos una reflexión sobre nuestros padres. Sé que soy una osada, y que me voy a meter en un tema peliagudo, pero he de hacerlo. Siempre escribo los artículos basándome en lo que he vivido esa semana en la consulta, porque “casualmente” se repiten historias, y cada semana veo repeticiones que me llaman la atención, y ahí es cuando pienso, “Tengo que escribir de esto”, todo ocurre por algo y todo tiene un sentido….Tener hijos. Ser padres. Tratamientos de fertilidad

Os cuento, esta semana se ha repetido en varias ocasiones, que los pacientes tenían una muy mala relación con el padre o con la madre.

Nuestros padres son la referencia

Empecemos por el principio:

Todos, absolutamente todos, seamos hijos biológicos, adoptados, huérfanos, da igual, todos, tenemos un referente masculino y uno femenino en nuestra infancia y crecimiento.

A veces tenemos la suerte de que sean nuestros padres biológicos, otras, son nuestros padres adoptivos, y en otras, no tenemos a esos padres, pero sí abuelos, tíos… que ocupan, para nuestro consciente e inconsciente, ese lugar.

Bien, pues qué ocurre, que no siempre las relaciones son maravillosas, claro, y que en todas las familias cuecen habas….

Pero tener a ese referente, que es esa figura materna y paterna, integrado en nosotros, nos va a ahorrar muchos problemas, y ya no solo emocionales, nooo, también físicos.

Os recomiendo que busquéis información sobre distintos terapeutas, que seguro que vais a entender mucho mejor lo que os quiero decir.

Por ejemplo, Joan Garriga, Bert Hellinger, Enric Corbera, Salomon Sellam…. Para mis estos son los mejores, y explican como nadie cómo se comportan los sistemas familiares, y cómo, llega a afectar a nuestro cuerpo, en este caso a la fertilidad.

Insisto que a veces, esos pensamientos, esas CREENCIAS pueden ser conscientes o no, ahí es donde tenemos que trabajar.

Pero con mis palabras, con mi experiencia personal y con todo lo aprendido, estoy en el convencimiento de que la única manera de sanar la relación con nuestros “padres”, sea cual sea, es perdonar.

La relación con los padres

Esta semana me he encontrado distintas historias, pero que todas ellas tienen un denominador común, la relación con los padres.

Una de vosotras, perdió a su madre de una manera trágica, y puntualizo, da igual si a los 2 años que a los 18 años, es una manera trágica, mi cerebro la vive como un shock, y cuando se produce la pérdida, comienza el duelo. Y como os he hablado en otras ocasiones, el duelo tiene que transitar por todas sus fases, ya que si nos quedamos enganchados en alguna de ellas…. Se produce un bloqueo emocional, que sí, que puede afectar a nuestra fertilidad…. También a nuestro hígado, o generar ansiedad, o una depresión…. Eso depende de cada persona, de cada caso.

Esta mujer, además del shock, vivía enfadada con su madre porque se había ido de esa forma, la había dejado…y casi que no era consciente de esto. Al tomar conciencia, ha conseguido liberar muchas emociones que le estaban haciendo mucho daño.

Estamos en ello, poco a poco, pero conseguiremos que deje de estar enfadada, que deje de sentir que la vida es “peligrosa”, porque incluso nuestro inconsciente, puede tener la creencia de que “Para qué traer hijos al mundo si pueden morir”, ahí, nuestro cuerpo se cierra a cal y canto….y se hace complicado que se produzca un embarazo.

También he tenido a un valiente, un hombre que hubiera querido tener otra relación con su padre, que hubiera sido de otra forma, que le hubiera dado más cariño, a veces nos hubiera encantado que no hubiera bebido, que no hubiera sido tan frágil emocionalmente, aunque por fuera parezca un ogro…. O que no nos hubiera maltratado emocionalmente…..

No es fácil, lo sé, no es fácil conseguir perdonar, aceptar…. Pero os puedo asegurar que lo necesitamos.

Y creo que la manera de empezar a hacerlo, es ponernos  en sus zapatos.

Por qué ese padre bebía? Alguna vez nos lo hemos preguntado desde el corazón? Porque no nos daba cariño?

Quizá NADIE le enseñó, quizá su padre también bebía, y es la única arma que tiene para afrontar la vida….

Quizá fue maltratado… como hijos, desconocemos muchos datos de nuestra propia familia, que si tal vez los tuviéramos, nos ayudaría a ser un poco más compasivos.

NO ES FÁCIL, lo sé…

Pero aunque sea por egoísmo, para estar nosotros bien, tenemos que intentarlo, para así poder ofrecer a nuestros futuros hijos lo mejor.

Ellos han hecho lo que han podido con lo que les han dado…. No han SABIDO hacer más. Es tan sencillo como eso.

Esperar que un manzano nos dé peras, es una locura. Y nos podemos quedar sentados años mirando el manzano, y por mucho que le digamos, no nos dará nunca peras.

Quizá, si acepto que lo único que sabe hacer es producir manzanas, viviré más tranquilo.

Y ojo, cuando hablo de perdonar, no digo de ir a nuestro padre o madre y hablar, si no queremos, no, quizá no estén vivos… hablo de perdonarlos desde el corazón, desde dentro….

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Cargando…
2 Comentarios
  1. 8 Mayo 2016
    • 13 Junio 2016

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies