Pasos a seguir o Cómo Mejorar tu Fertilidad

Hoy quiero hablaros de los cuidados previos a la concepción, en mi consulta siempre recomiendo hacer un plan previo 3 meses antes de la fecundación, ya que lo que hacemos es estimular y fomentar un embarazo, un parto y un bebé sanos.Pretty teenager eating salad over white background

Lo primero es hacer una revisión de nuestro estilo de vida, de nuestra alimentación, de los suplementos que tomamos, del ejercicio físico que hacemos, de cómo es nuestro entorno, tanto físico como emocional, ser sinceros y analizar nuestro nivel de estrés y cómo gestionamos nuestras emociones.

De esta forma, lo que hacemos es lograr un embarazo de una manera mucho más fácil, pero además, aumentamos las posibilidades de tener un bebé sano, hay muchos estudios e investigaciones que demuestran que todo lo que sucede durante la concepción y el embarazo, afecta a la salud del futuro bebé, puede disminuir el riesgo de tener ciertas enfermedades.

Alimentación sana para Mejorar tu Fertilidad

El primer paso es una buena alimentación, nos va a llevar aumentar las posibilidades de concebir, y no hablo solo de perder kilos, si nos sobran, sino de disponer de todos los nutrientes que necesitamos para tener unos niveles de azúcar estables, unos niveles de insulina en sangre estables, lo que nos ayudará a tener un sistema hormonal más estable.

En esta alimentación saludable, tiene que haber una gran variedad de alimentos, tienen que haber carbohidratos, fibra, grasas esenciales, proteínas saludables y sobre todo mucha agua. Debemos llevar una alimentación rica en frutas y verduras, cambiar los cereales blancos por cereales integrales, intentar comer productos ecológicos y añadir grasas saludables, por ejemplo, el aceite de oliva virgen extra, aceites de pescado, frutos secos, semillas…

Y me estoy refiriendo tanto al hombre como la mujer, claro!!! Para mejorar el sistema hormonal femenino y masculino, para mejora los espermas y los óvulos, no nos olvidemos nunca que el embrión es el cincuenta por ciento del material genético del hombre y cincuenta por ciento del material genético de la mujer.

Otro dato a tener en cuenta es lo que bebemos durante el día, tenemos que evitar el café, las bebidas azucaradas, los zumos que no son naturales, e incluso el te…. todas estas bebida alteran el azúcar, alteran el sistema nervioso y por lo tanto pueden alterar nuestro sistema hormonal.

En cuanto a los minerales, aminoácidos, oligoelementos que necesitamos….

Un dato a tener en cuenta antes de la concepción, es incrementar las reservas de zinc, tanto en el hombre como en la mujer, necesitamos unos 15 miligramos al día y lo podemos encontrar en las almendras, en el pescado, las judías, la avena, los huevos, el maíz, los guisantes y los cereales integrales.

También el magnesio es beneficioso para la fertilidad de la mujer, hay estudios que demuestran que un déficit de magnesio afecta negativamente a la fertilidad, lo podemos encontrar en los frutos secos, verduras, en el arroz integral, en las pipas de girasol y en los huevos.

También el manganeso es muy importante, en el caso del hombre mejora la calidad espermática y evitar malformaciones en el bebé. Las mejores fuentes de manganeso son los cereales integrales, semillas, hortalizas de hoja verde, judías verdes, boniatos, cebollas, fresas, plátanos, manzanas y huevos.

No tenemos que olvidarnos del selenio también esencial en la producción de los espermatozoides, y en el caso de la mujer, un déficit de selenio aumenta el riesgo de sufrir un aborto. Este mineral lo podemos encontrar en los huevos, frutos secos, brócoli y en el ajo.

Si estamos intentando un embarazo el calcio es esencial, es necesario para el desarrollo de los dientes, de los huesos y el sistema nervioso del bebé. Existen muchas fuentes donde podemos encontrar el calcio, por ejemplo, el salmón, el sésamo, las almendras, las legumbres, los cereales integrales, las naranjas, las ciruelas y las hortalizas de hoja verde.

Hablemos ahora de las grasas saludables, y no nos olvidemos de distinguirlas de las grasas trans, que son aquellas que están presentes en los alimentos procesados, y que no se nos olvide que son perjudiciales y que incluso pueden reducir nuestra fertilidad.

Además de las grasas trans, las grasas saturadas que proceden de la carne, tampoco son saludables, en cambio las grasas esenciales son beneficiosas para nuestro sistema hormonal. Los encontramos en las semillas, en los frutos secos y en el pescado azul. Según estudios científicos las grasas esenciales ayudan al desarrollo del bebé, ya que son imprescindibles en la formación del cerebro, de los ojos y del sistema nervioso del feto.

Y por último, no debemos olvidarnos de los suplementos nutricionales ya que un buen suplemento que tenga vitaminas y minerales, nos puede aumentar y mejorar la fertilidad. Hay estudios e investigaciones que dicen que un adecuado suplemento de vitaminas y minerales puede duplicar la probabilidad de quedarse embarazada, ya que mejora la calidad de los óvulos.

Y esto es solo el primer paso para mejorar tu fertilidad, en siguientes artículos hablaremos de todos los demás pasos…

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
10 Comentarios
  1. 13 Mayo 2015
    • 10 Junio 2015
  2. 21 Febrero 2015
    • 5 Marzo 2015
  3. 17 Febrero 2015
    • 5 Marzo 2015
  4. 17 Febrero 2015
    • 5 Marzo 2015
  5. 16 Febrero 2015
    • 27 Febrero 2015

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies