Relaciones programadas. Coitos dirigidos para quedar embarazada

Queridas y queridos, hoy vengo a hablaros de las relaciones programadas, suena raro, verdad… también se le conoce como Coitos dirigidos, que suena aún peor….

El coito dirigido se conoce como el primer escalón de la “reproducción asistida”, en realidad la reproducción asistida es intervenir de manera médica, para mejorar la fertilidad o para aumentar la tasa de embarazo, pero lo cierto es que en este caso, en las relaciones programadas, no hay una intervención directa o agresiva por parte de la medicina, más bien es una ayuda, pero el “trabajo” final es de la pareja, en su propia casa, entendéis… Bien, pero esto qué es?

Coitos dirigidos o relaciones programadas

¿Qué son las relaciones programadas?

Todos y todas sabemos, que para que se produzca un embarazo necesitamos que la mujer ovule, es decir que salga de su ovario el óvulo y lo atrape la trompa, y en mitad del recorrido de la trompa, llega el espermatozoide para fecundarlo. Pasan unos días, el embrión ya creado va bajando de la trompa al útero, hasta que en el día 5-6 de vida se implanta en el útero.

Como os he explicado en otras ocasiones, el esperma puede vivir en el útero hasta 72 horas, y el óvulo, en teoría, 24 horas.

Y por tanto, tenemos que hacer coincidir en tiempo y espacio a estas dos celulitas….

Y con el coito dirigido lo que se intenta es justo esto, saber el momento en el que la mujer ovula, para así poder saber el momento más propicio para mantener relaciones sexuales, y por tanto, que el esperma vaya camino del óvulo.

Existen distintas formas de saber el mejor momento para tener la relación sexual:

Seguimiento ecográfico y medida de LH

Hacer un seguimiento ecográfico a la paciente para ver crecer el folículo (bolsa que contiene el óvulo) y cuando éste ha llegado a un tamaño adecuado, alrededor de 21 mm ya sabemos que en breve se producirá la ovulación. Para ser más exactos del momento de la ovulación sería recomendable realizar análisis de sangre, y medir una hormona llamada LH (hormona luteinizante), ya que la subida de la misma es la que provoca la rotura del folículo.

Así que si tenemos el control ecográfico que nos guía, y  medimos cuando estemos a punto de ovular la LH, sabremos el momento más acertado para decirle a la pareja, tengan hoy o mañana relaciones sexuales.

Inducir la ovulación

Esto es un poco más avanzado, ya que en este caso, sigue siendo la pauta el mantener relaciones sexuales en casa, pero se le da una ayudita a los ovarios, ya que se pueden tomar hormonas para asegurar la ovulación, en realidad lo que se hace es administrar a la mujer una hormona que provoque ese pico de LH del que os hablaba antes, pero en este caso, “obligamos” al ovario a ovular, así sabemos el momento exacto, ya que al suministrar esta inyección, sabemos que a las 36 horas se produce la esperada ovulación.

Estimulación ovárica

Y este sería ya el último escalón, dentro de las relaciones programadas, ya que si esto no sale bien, la recomendación ya sí sería pasar a una técnica más compleja.

Seguro que habéis leído y oído hablar de la inseminación artificial, pues esto es muy parecido, PERO, en este caso no se realiza la inseminación en la clínica, sino de manera natural en casa, vamos, con una relación sexual,

Os lo explico… a la mujer se le administra hormonas desde los primeros días de su ciclo, a partir del tercero normalmente, para ayudar a que su ovario produzca óvulos, para hacer crecer los folículos que contiene el ovario, que contendrás a los óvulos. En este caso podemos encontrarnos que al estar estimulando a los ovarios, haya más de 1 óvulo, esto podría ser normal cuando ya estamos forzando, ya que de manera natural, normalmente solo se obtiene un óvulo.

Bien, en este caso, el control ecográfico de los ovarios tiene que ser más constante, para evitar que haya una hiperestimulación, para evitar que no se desarrollen más de 3 folículos, y para bajar la dosis de la medicación hormonal, si fuera necesario.

Una vez nos acercamos al momento de la ovulación, ahí se suministra esa inyección que os decía antes, que desencadena la ovulación, y para casa, a tener relaciones sexuales las siguientes 24-48 horas.

Estas 3 modalidades de coito dirigido o de relaciones programadas, son factibles para aquellas parejas que deseen realizar una técnica de baja complejidad. Pero como os decía antes, si realizamos varios ciclos seguidos (el número depende de cada caso y del criterio del profesional) y no conseguimos el embarazo, la recomendación médica es plantearse realizar inseminaciones artificiales.

Mi consejo, como siempre, antes de meterte en tanto lío, hazte un buen estudio, mirar bien todos los parámetros, para saber en realidad qué está pasando, no se trata solo de hacer intentos de tratamientos… no, es mucho más…

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Cargando…

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies