Sanar la relación con nuestra Madre: Testimonio

Hoy os quiero contar una historia, una historia que se gestó en el grupo de apoyo emocional que dirijo y que en breve volverá a empezar, por cierto!!

Este grupo es solo para mujeres, de hecho se llama “Mujeres fértiles que todavía no lo saben”, y creo que con esta frase describe a la perfección la dinámica del grupo, no?

Expresando el amorEste grupo de mujeres, es una red de apoyo, es el lugar donde podemos abrirnos y compartir, y como ya sabéis, el hecho de “sacar” hacia afuera, de manifestar nuestros miedos y nuestras dudas, hace que nos sintamos mejor emocionalmente, que nos sintamos apoyadas y entendidas. Y esto a su vez, es sanador!!! Y lo veo…veo como las mujeres, ya sea en el grupo o en consulta, van creciendo, van evolucionando, van haciendo esos pasos previos, necesarios para que ese bebé llegue…es tan bonito este trabajo!!!!

La relación con nuestra Madre

Como os decía, hoy quiero pararme en una de vosotras, en un mujer muy especial, con un cuerpo especial y con una personalidad, no podía ser menos, que especial. Esta valiente lleva en contacto conmigo unos meses, estamos por ahora trabajando más la parte emocional y en este camino, ella ha formado parte de este grupo de mujeres. En una de las sesiones hablamos de la relación con nuestra madre y de lo ESENCIAL que es tener una relación “sana” para poder ser futuras madres, y sobre todo se trataba de entender a nuestras progenitoras, de ponernos en su piel también y de perdonar, desde el corazón y de verdad. Esto solo sucede cuando uno tiene ya un tramo del camino andado y trabajado, en este caso Maria (la voy a llamar así) tenia una nefasta relación con su abuela, desde el primer día de consulta salía a relucir ese “odio” que ella procesaba por su antecesora, que creo que ni ella misma era consciente de que era odio lo que sentía… el caso es que cuando hicimos esa tarde el grupo de mujeres y hablamos, hicimos algún ejercicio y aprendimos lo importante que es la relación con nuestros ancentros, a partir de ahí, María, empezó a tomar conciencia y de esa sesión tan productiva surgió lo siguiente, os dejo las palabras que ella misma me escribió para explicarme como había pasado todo, creo que es obvio que su abuela fue una madre simbólica en todo este proceso…os dejo con sus palabras y espero de corazón que a alguna de vosotras os pueda ayudar…

“Hola Toñi, te escribo muy contenta anunciándote que ¡he hecho las paces con mi abuela! Llevaba más de catorce años con una herida sin acabar de sanar y de repente parece que ha cicatrizado por arte de magia! Por fin tengo sensación de bienestar referente a mi relación con ella y sobre todo a lo que siento por ella. Por fin he conseguido transformar las sombras en una luz cálida e incondicional: el AMOR POR MI ABUELA. Y lo mejor de la noticia es que lo hemos conseguido las dos juntas EN VIDA!! Sin tener que hacer ninguna constelación en su ausencia.

Hace un tiempo lo daba por perdido. Creía que no sería capaz de cambiar mi actitud y mi manera de verla a ella. Y sobre todo de perdonarme a mí misma por el pasado perdonándole a ella también. Aunque en realidad no hay nada qué perdonar. Supongo que el tiempo y el reconducir la energía de otra manera, por haberme hecho más mayor y darme cuenta de ciertos aspectos de la vida, sencillamente me han llevado a quererla tal y cómo es, queriéndome a mí misma tal y cómo soy. Porque está claro que si no trabajas primero contigo con los demás es imposible evolucionar.

Gracias Toñi por ayudarme a desvelar el paisaje adecuado con los elementos idóneos para labrar, sembrar y recoger por fin los frutos. Los ejercicios que me aconsejaste que hiciera me han servido de mucho.

También tengo que darle las gracias a mi marido, el que quiero sea el padre de mi hijos, porque siempre, siempre y siempre me apoya en todo, me escucha, me cuida y ama tal cómo soy y sobretodo me respeta porque él no tiene miedo a nada ni nadie ni tan sólo así mismo. Hay que recordar que el miedo a diversas cosas y fantasmas que nos creamos nosotros por sí solos son los causantes de ciertas reacciones que nos llevan a desatar el mal aliento de la negatividad.

Así que animo a las personas que se sienten mal por otras personas a trabajar y subsanar esa energía.

Yo lo he conseguido, y lo he hecho por nosotras, por la familia y también por los hijos que algún día vendrán si así tiene que ser.

Por último tengo que dar las gracias a la Naturaleza, me refiero al lugar donde tengo el privilegio de vivir, rodeada de árboles, cielo y estrellas, donde vemos qué ocurre más allá de nosotros y recordamos qué somos y en qué nos hemos convertido.

¡Mucha paz , alegría y ganas de vivir para todos! “

Poco más tengo que añadir, solo decirle a María gracias

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
8 Comentarios
  1. 25 mayo 2015
    • 17 junio 2015
  2. 13 enero 2015
    • 15 enero 2015
  3. 6 enero 2015
    • 15 enero 2015
  4. 6 enero 2015
    • 15 enero 2015

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies