¿Serás buena madre? ¿Eres buena hija?

Hoy es un día muy especial para muchas de vosotras, muy feliz para unas, pero también muy triste para muchas otras… hoy es el día de la madre!

Es cierto que se suele decir que es un día consumista, que es un invento de las grandes superficies, para que consumamos más, pero esto queda muy lejos de la realidad! Porque se conoce de la existencia de este día desde la prehistoria!! Qué os parece?!

Que nosotros lo hayamos convertido en un día comercial, eso, queridas, es otra cosa… y la verdad es que cada vez vamos comercializándolo todo, dejando de lado la parte más emotiva…una pena, la verdad…. Yo no creo que para demostrar el amor, haga falta comprar nada, no hace falta el dinero.

¿Serás buena madre? ¿Eres buena hija?

Y para muestra, un botón…hoy el regalo para mi madre, no es nada material, simplemente son estas palabras, y estoy segura que le hace más ilusión que un perfume, que en un tiempo se acabará, o un ramo de flores, que unos días morirán. Así que mamá, aquí tienes mi regalo, con todo mi amor….

Yo no soy madre, y no puedo hablar desde la experiencia, pero sé que lo que significa para muchas de vosotras serlo, sé lo que es, después de tanta lucha, conseguirlo, y algunas veces, las menos, lo que es no poder conseguirlo nunca…

Sé lo que ha hecho mi madre por mí, y lo que hizo la madre de mi madre, por ella…

Una vez leí una frase que me impactó, no la recuerdo con las palabras exactas, y posiblemente me equivoque, pero decía algo así como que en el momento que eres madre, tu corazón vive sobre la palma de tu mano, ya nada será como antes, y que desde ese mismo instante en que sabes que estás embarazada, tu vida queda ya en un tercer plano, porque tu vida es y será ese futuro bebé…

Ser Madre

Ser madre nos cambia la vida, y no serlo también… y hoy quiero mandaros todo mi amor a aquellas que estáis en el camino, y que sepáis que el 90% de las mujeres que quieren ser madres, al final lo consiguen, así que seguramente, tú que estás leyendo esto, y que crees que nunca lo vas a conseguir, tú, lo conseguirás, y te aseguro que un día te reirás de todo lo sucedido, el cerebro tiene esa maravillosa manía, ser capaz de mirar atrás y hasta reírse de lo más dramático…

Como os he dicho, yo no soy madre, pero sí tengo una 🙂 y sé lo que hizo por mí y por mis hermanos, sé lo que es el sacrificio a cambio de nada, sé lo que ha sufrido por nosotros, y sigue sufriendo, y sufrirá hasta que ya no esté. Pero ser madre no solo es sufrir, o por lo menos no debería serlo…

Ser madre tiene que ser también satisfacción, amor, entrega, risas, lloros de felicidad y otra vez amory seguramente las madres harán cosas mal hechas, y con todo el amor del mundo harán daño a sus hijos, eso seguro, pero es NORMAL. Porque las madres no son perfectas, ni superheroínas, y ellas también has sido hijas, y sus madres también se equivocaron con ellas, y así sucesivamente…ser madre es equivocarse, sí, pero también tenemos que saber ser hijos y perdonar y aceptar… o acaso tú te crees perfecta?!

Y como os he hablado ya muchas veces, nuestro sistema familiar nos influye y nos lleva a “ser” e incluso a enfermar…enfermar por amor…. Hay dos autores que hablan maravillosamente sobre la relación familiar y de cómo enfermamos por amor. Uno de ellos, el psicólogo Gestalt Joan Garriga, y el Dr Sallomon Sellam. Para mí, dos grandes de la psicosomática clínica, y que os recomiendo leer, o poner en YouTube tu nombre y ver videos, porque no tienen desperdicio. Y sobre todo, vamos a aprender a aceptar e integrar a nuestra familia, a nuestra madre….es TAN importante haber aceptado a nuestra madre, antes de ser madre!!!

De hecho muchos bloqueos emocionales en la fertilidad provienen de la relación con nuestra madre. Si no integras a tu madre, haya hecho lo que haya hecho, lo vas a pasar mal…. Seas madre o no….

Hay un libro muy revelador, Donde están las monedas, de Joan Garriga, que habla justo de aceptar a nuestra familia, y entender que ellos han pasado por situaciones que no sabemos, ellos también han sido niños, han vivido hechos traumáticos… y sabéis qué, que cuando el terapeuta te dice, “tienes que perdonar a tus padres”… si lo que piensas es “No tengo nada que perdonar, lo han hecho lo mejor que han sabido”, ahí está la clave, ya está todo solucionado, ya está integrado… porque realmente no hay nada que perdonar, NADA!!

Recuerda, mamá, no hay nada que perdonar…cada uno llevamos nuestros traumas, y sé que lo has hecho lo mejor que has sabido y has podido. Te quiero mamá…

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
6 Comentarios
  1. 7 septiembre 2015
    • 20 septiembre 2015
  2. 8 mayo 2015
    • 8 mayo 2015
  3. 7 mayo 2015
    • 8 mayo 2015

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies