¿Tienes problemas de fertilidad y de relación con tus padres? Visualización

Bienvenid@s mis valientes, porque últimamente, si estáis haciendo todo lo que os mando paralos problemas de fertilidad, sois un@s valientes!!!!!! Hoy quiero dejaros con una visualización, esta vez de otro de mis referentes, Joan Garriga, es un psicólogo Gestalt y además experto en terapia sistémica y constelaciones familiares. Os dejo el nombre por si queréis investigar de él, porque merece la pena todo lo que dice y todo lo que escribe….¿Cómo afecta la infertilidad a la relación de pareja?

Pues esta semana toca ejercicio para trabajar la relación que tenemos con nuestros progenitores, con nuestro padre o nuestra madre, o ambos. Os lo he dicho en diversas ocasiones, pero no me cansaré nunca de repetirlo, para ser madre o para ser padre, debemos tener “sanada” la relación con nuestros padres. Y eso NO quiere decir que me tengo que llevar bien con él o con ella, por narices… NO, significa que aquí dentro, en mi corazoncito, todo está tranquilo con esto, que no siento odio, ni rencor, ni reproche…

Ejercicio de visualización para problemas de fertilidad

“Ejercicio sobre la presencia de los padres en el interior de cada uno, por Joan Garriga:

Consiste, inicialmente, en descruzar las piernas, cerrar los ojos y centrarse, es decir, tomarse un tiempo para reconocer un centro en cada uno, un lugar interior imaginario exento de pensamientos, sentimientos y sensaciones corporales.

Después hay que imaginar el momento en que se conocieron nuestros padres, cuando se miraron y se gustaron, cuando se sintieron movidos el uno por el otro, cuando, impulsados por el deseo, disfrutaron de los juegos del amor.  Ahí se inició el engranaje de nuestra vida.

Podemos experimentarnos como pequeñas células, fruto del deseo de nuestro padre y nuestra madre, de la buena mirada entre ellos, del prodigio de su encuentro. Mucho más allá de los temores, de los conflictos, de las dificultades, de lo que sucediera a posteriori en la relación entre ellos o de ellos con nosotros, la fuerza de la vida se abrió camino a través de un hombre y una mujer, y surgió nuestro cuerpo.

Cada uno debe percibir la sensación que produce en su cuerpo esta imagen, y si es una sensación agradable, debe dejarla crecer, cada vez más y más, más y más.

Ahora ya tenemos una larga historia, somos adultos, y nuestro cuerpo tiene memoria. En él se encuentran presentes nuestro padre y nuestra madre. Y podemos percibir de qué manera están presentes cada uno de ellos, de qué manera nuestro cuerpo se encuentra abierto a la madre, en sintonía con ella, y de qué manera nuestro cuerpo se encuentra abierto y en sintonía con el padre. Sólo hay que prestar atención.

Es probable que descubramos más presencia de uno que del otro. En ese caso, hay que explorar qué ocurriría si el que está menos presente lo estuviera más, cómo sería inundarse más de padre o de madre.

Finalmente, hay que retener esas sensaciones durante un tiempo y, cuando se desvanezcan, abrir de nuevo los ojos.”

Os ha gustado?

Para mi este ejercicio, sirve para empezar a tomar conciencia, para saber dónde estamos, qué sentimos, porque muchas veces no lo sabemos porque no nos hemos parado a escuchar, así de simple…

Si cuando haces el ejercicio, todo fluye, te sientes bien cuando terminas, e incluso se ha dibujado una sonrisa en tu cara, en tu alma… maravilloso.

Pero si este ejercicio, te ayuda a darte cuenta que aparecen sentimientos negativos, o que tú interpretas negativamente. O sientes que te has quedado tenso, con mal cuerpo, e incluso con ansiedad… entonces, mi consejo es que consultes con un especialista en Gestalt y terapia sistémica, porque hay cosas que no están resueltas.

Y da exactamente igual si tu padre o tu madre no viven, o vive a miles de kilómetros, o directamente no te hablas con ellos…para cerrar heridas, no necesitamos su presencia física, necesitamos sanar desde NUESTRO propio corazón. Suena cursi, pero cuando uno lo siente, cuando uno lo vive, se da cuenta de que es así, que solo se trata de sanar.

Y realizar esto, antes de tener tú embarazo, es importante para tu futuro hijo. Y realizar esto, sobre todo, si tienes un problema de fertilidad, el embarazo está costando en llegar… entonces, en esa situación es aún más importante!!

Porque en muchas ocasiones se producen bloqueos emocionales, que generan bloqueos físicos, que generan síntomas, que hacen que tengamos ovario poliquístico, por ejemplo, casualmente, en las mujeres que tienen ovarios poliquísticos me encuentro muy a menudo, relaciones “no sanas” con la figura materna o la madre. Y esto no es casualidad…

Cuando una niña, que ha nacido niña, decide de manera inconsciente ser un niño ( esto es lo que ocurre en el síndrome de ovario poliquístico, exceso de testosterona, hormona masculina), como os decía, cuando una niña reacciona así, es que algo no va bien, con su madre, o ha sufrido abusos y no desea llamar la atención del hombre, o proviene de un sistema familiar en el ser mujer es algo negativo…. Pero esto lo desarrollo otro día…

Disfrutad del ejercicio

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
2 Comentarios
  1. 9 Octubre 2016
  2. 4 Octubre 2016

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies