Mira tu interior, mira tu Infertilidad, Mírate a ti misma

Hoy retomo otra de mis costumbres, y que sé que os gusta…poneros textos que me han impactado, en este caso de otra mujer, para que nos pueda aportar y podamos compartir opiniones y sobre todo, para seguir creciendo por dentro.

Fertilidad interior

La Dra. Clarissa Pinkola Estés

Hoy quiero hablaros de la Dra. Clarissa Pinkola Estés, psicóloga SABIA, que seguro que la conocéis por su famoso libro “Mujeres bailando con los lobos” o por otro también muy famoso “El jardinero fiel”, bien, pues esta mujer sabia ha dejado pensamientos en forma de letras MARAVILLOSOS, y hoy quiero dejaros con ellos, porque de verdad que no tienen desperdicio.

Pero antes de leerlo, sé que muchas de vosotras os preguntareis “Pero qué tiene que ver esto con la infertilidad”, pues mucho más de lo que podamos imaginar, sabéis que en el programa que he creado de Fertilidad Natural incluyo también el trabajo emocional, porque sobre nuestra fertilidad recaen también los bloqueos emocionales, como por ejemplo, no sentirnos “mujeres”, o por ejemplo, venir de un sistema familiar donde el “ser mujer” es algo negativo, y también si hemos sufrido abusos en nuestra infancia (esto es importantísimo) porque produce traumas conscientes (e inconscientes), que pueden acabar generando problemas físicos en nuestro cuerpo, esto lo resume perfectamente la Psicosomática Clínica, de la que ya os he hablado en otras ocasiones…

Por eso es TAN importante trabajar la parte emocional si tienes problemas de fertilidad, aunque estén justificados físicamente, eso es independiente!!! Somos un todo, y todo está comunicado, es imposible separar el útero de nuestro sistema circulatorio, verdad? Pues tampoco podemos separar lo que sentimos, lo que sufrimos, lo que callamos, con todos nuestros órganos, absolutamente TODOS.

Tenemos que empezar a tomar conciencia, de una vez por todas, de la importancia de las emociones, sobre todo las “no expresadas”, esas son las que más daño nos hacen! Y lo vemos cada día en la consulta, cada día!! Esto NO es casualidad….en muchas ocasiones se produce “magia”, porque ves perfectamente dónde está el problema, y sabes la solución, pero eso no vale para nada, si la propia mujer u hombre, no toman conciencia de ello… pero para eso están los profesionales, para mostrar el camino a los pazientes (personas que buscan paz). Y una vez lo trabajan, tachán, llega el embarazo….

La Mujer Salvaje

Bueno, que me enrollo, os dejo con este texto maravilloso de Clarissa:

“Cuando las mujeres reafirman su relación con la naturaleza salvaje, adquieren una observadora interna permanente, una conocedora, una visionaria, un oráculo, una inspiradora, un ser intuitivo, una hacedora, una creadora, una inventora y una oyente que sugiere y suscita una vida vibrante en los mundos interior y exterior. Cuando las mujeres están próximas a esta naturaleza, dicha relación resplandece a través de ellas. Esa maestra, madre y mentora salvaje sustenta, contra viento y marea, la vida interior y exterior de las mujeres.

Por consiguiente, aquí la palabra “salvaje” no se utiliza en su sentido peyorativo moderno con el significado de falto de control sino en su sentido original que significa vivir una existencia natural, en la que la criatura posee una integridad innata y unos límites saludables. Las palabras “mujer” y “salvaje” hacen que las mujeres recuerden quiénes son y qué es lo que se proponen. Personifican la fuerza que sostiene a todas las mujeres.

El arquetipo de la Mujer Salvaje se puede expresar en otros términos igualmente idóneos.

Pero, puesto que es tácita, presciente y visceral, entre las cantadoras se la llama naturaleza sabia o inteligente. Y esta criatura es al mismo tiempo amiga y madre de todas las que se han extraviado, de todas las que necesitan aprender, de todas las que tienen un enigma que resolver, de todas las que andan vagando y buscando en el bosque y en el desierto.

Sin ella, una oscura mano cierra los ojos interiores de las mujeres y buena parte de sus jornadas transcurre en un tedio semiparalizador o en vanas quimeras. Sin ella, las mujeres pierden la seguridad de su equilibrio espiritual. Sin ella, olvidan por qué razón están aquí, se agarran cuando sería mejor que se soltaran. Sin ella, toman demasiado o demasiado poco o nada en absoluto. Sin ella se quedan mudas cuando, en realidad, están ardiendo. Ella es la reguladora, el corazón espiritual, idéntico al corazón humano que regula el cuerpo físico.

Cuando perdemos el contacto con la psique instintiva, vivimos en un estado próximo a la destrucción, y las imágenes y facultades propias de lo femenino no se pueden desarrollar plenamente. Cuando una mujer se aparta de su fuente básica, queda esterilizada, pierde sus instintos y sus ciclos vitales naturales y éstos son subsumidos por la cultura o por el intelecto o el ego, ya sea el propio o el de los demás.

La Mujer Salvaje es la salud de todas las mujeres. Sin ella, la psicología femenina carece de sentido. La mujer salvaje es la mujer prototípica; cualquiera que sea la cultura, cualquiera que sea la época, cualquiera que sea la política, ella no cambia. Cambian sus ciclos, cambian sus representaciones simbólicas, pero en esencia ella no cambia. Es lo que es y ella es un todo.

Se canaliza a través de las mujeres. Si éstas están aplastadas, ella las empuja hacia arriba. Si las mujeres son libres, ella también lo es. Afortunadamente, cuantas veces la hacen retroceder, ella vuelve a saltar hacia delante. Por mucho que se la prohíba, reprima, constriña, diluya, torture, hostigue y se la tache de insegura, peligrosa, loca y otros epítetos, ella vuelve a aflorar en las mujeres, de tal manera que hasta la mujer más reposada y la más comedida guarda un lugar secreto para ella. Hasta la mujer más reprimida tiene una vida secreta con pensamientos y sentimientos secretos lujuriosos y salvajes, es decir, naturales. Hasta la mujer más cautiva conserva el lugar de su yo salvaje, pues sabe instintivamente que algún día habrá un resquicio, una abertura, una ocasión y ella la aprovechará para huir.”

Justo en los tiempos que vivimos, creo que este texto nos viene como anillo al dedo… y dejemos de echar balones fuera, y seamos nosotras las dueñas de nuestra propia vida, somos las ÚNICAS responsables de nuestra vida y somos las dueñas absolutas de lo que hacemos con aquello que nos pasa. Entendéis? Hemos de volver a conectar con lo olvidado…

La vieja y la loba

Pero aún quiero más, quiero dejaros con otro texto de Clarissa que he compartido con muchas de vosotras de manera privada, os lo dejo, pero leedlo desde la simbología, desde el arquetipo:

“Hay una vieja que vive en un escondrijo del alma que todos conocen pero muy pocos han visto. Como en los cuentos de hadas de la Europa del este, la vieja espera que los que se han extraviado, los caminantes y los buscadores acudan a verla.

Es circunspecta, a menudo peluda y siempre gorda, y, por encima de todo, desea evitar cualquier clase de compañía. Cacarea como las gallinas, canta como las aves y por regla general emite más sonidos animales que humanos (….)

La única tarea de La Loba consiste en recoger huesos. Recoge y conserva sobre todo lo que corre peligro de perderse. Su cueva está llena de huesos de todas las criaturas del desierto: venados, serpientes de cascabel, cuervos. Pero su especialidad son los lobos.

Se arrastra, trepa y recorre las montañas y los arroyos en busca de huesos de lobo y, cuando ha juntado un esqueleto entero, cuando el último hueso está en su sitio y tiene ante sus ojos la hermosa escultura blanca de la criatura, se sienta junto al fuego y piensa qué canción va a cantar.

Cuando ya lo ha decidido, se sitúa al lado de la criatura, levanta los brazos sobre ella y se pone a cantar. Entonces los huesos de las costillas y los huesos de las patas del lobo se cubren de carne y a la criatura le crece el pelo. La Loba canta un poco más y la criatura cobra vida y su fuerte y peluda cola se curva hacia arriba.

La Loba sigue cantando y la criatura lobuna empieza a respirar.

La Loba canta con tal intensidad que el suelo del desierto se estremece y, mientras ella canta, el lobo abre los ojos, pega un brinco y escapa corriendo cañón abajo.

En algún momento de su carrera, debido a la velocidad o a su chapoteo en el agua del arroyo que está cruzando, a un rayo de sol o a un rayo de luna que le ilumina directamente el costado, el lobo se transforma de repente en una mujer que corre libremente hacia el horizonte, riéndose a carcajadas.

Recuerda que, si te adentras en el desierto y está a punto de ponerse el sol y quizá te has extraviado un poquito y te sientes cansada, estás de suerte, pues bien pudiera ser que le cayeras en gracia a La Loba y ella te enseñara una cosa… una cosa del alma.

Todos iniciamos nuestra andadura como un saco de huesos perdido en algún lugar del desierto, un esqueleto desmontado, oculto bajo la arena. Nuestra misión es recuperar las distintas piezas. Un proceso muy minucioso que conviene llevar a cabo cuando las sombras son apropiadas, pues hay que buscar mucho. La Loba nos enseña lo que tenemos que buscar, la fuerza indestructible de la vida, los huesos.

La tarea de La Loba se podría considerar un cuento milagro, pues nos muestra lo que puede ser beneficioso para el alma. Es un cuento de resurrección acerca de la conexión subterránea con la Mujer Salvaje. Nos promete que, si cantamos la canción, podremos conjurar los restos psíquicos del alma salvaje y devolverle su forma vital por medio de nuestro canto.

La Loba canta sobre los huesos que ha recogido. Cantar significa utilizar la voz del alma. Significa decir la verdad acerca del propio Poder y la propia necesidad, infundir alma a lo que está enfermo o necesita recuperarse. Y eso se hace descendiendo a las mayores profundidades del amor y del sentimiento hasta conseguir que el deseo de relación con el Yo salvaje se desborde para poder hablar con la propia alma desde este estado de ánimo. Eso es cantar sobre los huesos. No podemos cometer el error de intentar obtener de un amante este gran sentimiento de amor, pues el esfuerzo femenino de descubrir y cantar el himno de la creación es una tarea solitaria, una tarea que se cumple en el desierto de la psique”.

Encontráis los simbolismos? Leedlo varias veces, leed lo que “esconde”, mirad más allá de las palabras, porque es increíble todo lo que podemos encontrar…. y deja a un lado la vocecita que no para de hablar en tu mente, y déjate SENTIR, déjate llevar por lo que tu intuición te dicte, porque ella es sabia como Clarissa, ella sabe SIEMPRE qué hay que hacer... que los disfrutéis, pero sobre todo, que os sirva!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies